Doctor Ricardo Soto Olhabé, fundador de Medicina Consciente www.medicinaconsciente.cl. Nos habla de embarazo y entrega valiosa información que potenciará tu fertilidad. Te invito a leer la entrevista.

Un médico que está despertando la consciencia, para que nos ocupemos de nuestra salud de manera responsable y amorosa. Una persona cercana, muy dispuesto a ayudar, que sin duda trabaja desde el corazón entregado a su sabiduría interior.


Empezamos con una ayuda concreta:

¿De qué manera diría usted que influye la alimentación en el proceso de quedar embarazada?

La alimentación influye en todo. Somos lo que comemos según la Ayurveda, la medicina de India. Y cuando queremos ser padres y ,- hablo en plural-, porque aunque el padre/hombre no cree que se embaraza, yo creo que la pareja sí se embaraza y la familia entera se embaraza.

Por supuesto que influye la alimentación porque va a brindar el Yin, o energía adquirida, que va a requerirse para provocar los cambios físicos para que el cuerpo esté listo para sostener un embarazo. Además, la alimentación va a requerir consciencia, no de solamente saber elegir qué comer si no cómo comer.

Sus recomendaciones para reforzar la salud de las células sexuales

En concreto, algunas recomendaciones para aquellos que piensan en ser padres. Tanto madre como padre empezar a consumir Maca (tubérculo altiplánico que se vende en polvo), 1-2 cucharaditas al día, pues aporta todos los aminoácidos y algunos minerales fundamentales para la salud de las células sexuales. Además, ambos padres deben suplementarse con Ácido fólico. Yo recomiendo 5mg diarios para la madre y 1mg al día para el padre, hasta la concepción. Otro suplemento extremadamente necesario es el Omega-3 de origen marino, libre de metales pesados y de alta calidad. Recomiendo uno que esté certificado con IFOS alto y en dosis sobre lo habitual, llegando a 3-4 gramos diarios para la madre (al menos 1 gramos de puro DHA) desde antes de embarazarse, durante el embarazo y por supuesto, durante la lactancia.

Alimentarse bien significa no estar en un peso ideal, si no estar consciente de qué es lo que uno se echa a la boca, comprendiendo que hay alimentos que van a perturbar la energía para que se logre el embarazo y otros que la van a favorecer.

Quisiera enfatizar en que cuando se decide ser padres generalmente y se empieza a soñar con su hijo o hija, se empieza intuitivamente a cambiar la alimentación y eso se puede optimizar por supuesto. Debe seguir lo que manda su cuerpo y no «obligarse» a seguir con la tradición de la leche de vaca o la carne, si es que su cuerpo lo rechaza.

¿Hay un momento ideal para conseguir un embarazo?

Hay personas que por sus propios miedos va postergando la decisión. Hay miedo a perder su figura, a no estar suficientemente delgada, a no tener los recursos con un trabajo estable, a no haber logrado estabilidad en la pareja, a no tener un auto grande, la casa propia, etc. Todo eso es un error, porque:

No hay un momento ideal. Ese Ser maravilloso, los va a elegir en el momento en que estén realmente dispuestos SER padres, y eso, no requiere «tener» mucho, sino más bien realizar cambios en cada uno y como pareja.

¿Por qué es tan importante alinear y sanar los pensamientos y emociones para conseguir el embarazo?

Todo es Mente. Desde ese principio, lo que usted piensa se empieza a materializar. Cuando empieza a pensar en la posibilidad de ser madre. Desde ese momento, empieza a existir su hijo/a en un plano del cual muchas veces no somos conscientes. Desde que empieza a verbalizar la decisión con su pareja se hace aún más material ese Ser.

Desde que empiezan a intuir cuál será su propósito trascendental de vida, va aumentando su materialidad y luego, cuando se atreven en pareja a consensuar las necesidades de cambio, a ponerle un nombre acorde a su propósito trascendental, van a generar que éste aparezca en sus sueños o en su inconsciente ya materializado.

La concepción se logra (el milagro ocurre) en el instante en que como pareja se disponen al cambio al que los motiva este ser. Asumiendo sacrificios y enfrentando sus propios temores.

Cabe destacar que madre, no es únicamente la que pare un hijo, sino la que se dispone en sí misma a ser capaz de inculcar límites a otro ser, con amor incondicional. Ahí, caben perfectamente las madres de hijos adoptivos, tías-madres, madres de vocación, etc.

Para lograr esa condición, se requiere respetar los propios límites de la vida. En palabras de Mahatma Gandhi, «No se puede entregar lo que no se tiene».

¿Y los hijos “no deseados”?

Todos los hijos tienen un propósito: aquellos que no fueron deseados o los que fueron “inoportunos”, incluso los que no llegan a nacer. Todos tienen y cumplen su propósito en este plano.

Absolutamente todo tiene un por o un para qué.

Muchas veces, por ejemplo, esa pareja requería pasar por un dolor para unirse más, antes de lograr ser padres. El tiempo les entregará ese mensaje.

¿Por qué debemos ser conscientes de cada uno de los proceso que emprendemos en la vida, en este caso que estamos buscando el embarazo?

Muchas veces no sabemos vivir, simplemente estamos vivos (pasivos) y no hemos empezado a Vivir.

Cuando usted toma conciencia de su vida y su propósito, y empieza a realizar todo a propósito, todo a conciencia, desde respirar, alimentarse, cómo cuidarse, como tratarse, como amar, usted está empezando a vivir – Doctor Ricardo Soto.

Es lo que yo llamo tomar las riendas de su vida. Ésa es la relevancia porque si usted no dirige su vida, los caballos se le van por al lado.

Ser consciente de lo uno quiere, es la única manera de conseguir y llegar un objetivo o propósito.

¿Cuál cree Ud. que es el motivo por el cual las mujeres no logran embarazarse, pese que no presentan ningún problema médico?

Lo que he percibido en los consultantes, es que aún no se «liberan».

Es que muchas veces quieren o se sienten presionados a tener un hijo, que es muy distinto a querer ser padres. Tener un hijo es similar a tener un auto, casa,…tener cosas materiales y ser padres es para toda la vida, a lo que uno se dispone haciendo cambios, sacrificios. Entonces:

Es un compromiso de ser, no para tener.

Y eso es algo que nos que cuesta mucho asumir. Muchas veces queremos tener un bebé chiquitito y que no crezca nunca. O alguien para que nos cuide o alguien para regalonear, presentar a los amigos y familia y no es así. Porque nosotros no somos dueños de nuestros hijos. Ellos son seres libres, igual que uno, y debemos respetarlo. Liberarse de cualquier presión externa y ansiedad interna es lo que espera ese maravilloso angelito en el plano previo a encarnar.

Esa es la traba energética más habitual que yo me he encontrado al ver una pareja con supuesta infertilidad.

doctor Ricardo Soto fertilidad y embarazo
Doctor Ricardo Soto – Imagen: La Cuarta

¿Cómo podemos salir del cuadro de ansiedad que provoca el querer embarazarse rápidamente?

Lo primero es parar  y preguntarse (en conjunto):

¿Para qué quieren ser padres?

Esto es importantísimo. En ese momento pueden determinar el propósito trascendental de ese Ser y liberarlo para que no venga a terminar un propósito ajeno no resuelto o que «continúe» la proyección de sus padres, abuelos, etc. Porque cuando resuelve esa pregunta, las influencias externas de los amigos y padres pasan a ser manifestaciones que pone la vida para que usted reafirme su propósito de Ser madre o padre, ahora, de manera consciente.

Una persona ansiosa habitualmente no está preparada para poner sus propios límites, se transgrede, no sabe decir que «no» sin culpa, oculta sus sentimientos, cede en muchos aspectos, no defiende su opinión, no termina proyectos o cumple con lo que realmente quiere hacer. Y si eso no se resuelve antes de ser padres, tendrá dificultad para inculcar límites desde el amor.

Y en estos casos, uno no puede juntar la energía suficiente para desarrollar una vida, pues se «dispersa» en excesivos problemas o responsabilidades que no le competen.

Es decir, llegar con ansiedad a buscar ser padres, es una manifestación y consecuencia de que hay aspectos de la vida propia que no han sido trabajados y se deben resolver antes de la llegada de ese hijo.

No se puede querer un embarazo rápido ¿qué va esperar después?, ¿crianza rápida?. Me refiero que el ser padres, no es una tarea rápida, es de todos los días y para siempre.

¿Cuál recomendación daría usted en  términos médicos o personales a una mujer que esté con dificultad para embarazarse?.

Primero, si ya ha consultado a los especialistas y ha descartado cualquier patología física o funcional de los órganos, (en pareja): primero es revisar el para qué, el propósito de ser padres, posterior a eso entender que tanto estamos queriendo tener un hijo, o queremos ser padres.

Y finalmente pensar si estoy dispuesto a realizar los cambios que implica ser padre. Quizás hay miedo. Revisar sus propios temores. Detrás de muchas cosas está el miedo y la energía no fluye con el miedo, el miedo es sumamente limitante. Pero hay que reconocerlo para después trabajarlo.

Ayúdate que yo te ayudaré…

Muchas veces no se logra quedar embarazados porque estamos esperando que la voluntad divina se manifieste, pero de arriba están esperando que usted haga algo, no que esté simple y pasivamente esperando y eso muy crucial- Doctor Ricardo Soto.


Mis profundos agradecimientos al Doctor Ricardo Soto Olhabé.

Con toda esta información reafirmamos que la consciencia y responsabilidad con nosotros mismos es muy relevante cuando estamos esperando la llegada de ese bebé.

Y si tu quieres nutrirte de más información valiosa, entregada por este médico. Te invito a que visites su pagina web www.medicinaconsciente.cl. Ve los videos que de una manera muy didáctica y clara, te mostrarán y harán descubrir más información de lo que tu cuerpo te está comunicando.

Author

Terapeuta con el corazón puesto en la sanación femenina y en recuperar la fertilidad para conseguir el embarazo deseado.

Write A Comment