Ejercicios para despertar tu útero. En varios artículos he mencionado lo importante del trabajo consciente con el cuerpo. Y lo valioso de prestar atención a las situaciones que nos están mostrando donde podría estar la dificultad para embarazarnos. Por eso hoy quiero ofrecerte una de muchas series de ejercicios, que te harán tomar contacto y preparar tu útero. Aumentando la fertilidad.

Lo Básico: la buena respiración

Ya te había dicho la importancia de una «nutritiva» respiración. Donde ejercitamos una respiración diafragmática. Te invito a (re) leer este post.
 
Nosotras que queremos trabajar la fertilidad, consideraremos los movimientos respiratorios como ondas que comienzan en la profundidad de la pelvis y fluyen ascendentemente hasta la boca, expandiendo el torso.

Cuando empezamos la respiración inhalando desde el útero, oxigenamos esta zona, activamos la irrigación sanguínea y ponemos un propósito en nuestra acción de respirar. Esta intención de activar la pelvis/útero es como si dijéramos:

¡Útero: a despertar!

Posibles dificultades en la respiración

En el ejercicio de respiración a veces notamos que el aire no pasa libre por nuestra garganta. Más bien, está constreñida, apretada, con un nudo emocional quizás. Y la garganta es sumamente importante, porque si no se expande con la inspiración, no podremos hacer una respiración profunda.

Si no tienes alguna lesión muscular, es posible que la falta de expansión de la garganta sea por emociones retenidas. Entonces mientras hagas el ejercicio que te detallo más abajo, mi recomendación es: mira hacia el interior de tu garganta (con los ojos de  tu ser consciente!) y ve que hay detrás de esa contracción.

Los llantos no vividos, los gritos no sacados, las palabras no dichas se quedan ahí y aprietan tu garganta. Te recomiendo sacarlo. Busca un lugar para gritar, para hablar aunque sea sola si temes herir a alguien. Busca un lugar para llorar al punto de sollozar porque este movimiento además de ser un vaciamiento emocional alivia la tensión física de la garganta y abre el vientre.

Estamos acostumbrados a temerle a las emociones. Llorar asusta a los demás y les hace tildarnos de Débiles. Error!!!. Y nosotras somos tan lindas y empáticas que nos vamos guardando el llanto «para que los demás no se preocupen» hasta que ya no damos más y ¿que obtenemos? pechos apretados, gargantas obstruidas, amigdalitis recurrentes, etc.

Sé que es difícil buscar el tiempo y espacio para liberar emociones. Pero ve a un parque a llorar, hablar, maldecir… Qué importa!! solo habrán desconocidos. Y tu te sentirás mas libre. Recuerda que las emociones retenidas son energías atascadas.

Ya! sigamos…

Muchas veces la respiración tampoco es adecuada porque tenemos tensiones musculares en nuestro tronco que nos impiden expandir y respirar de un modo correcto y natural.  Así que ejercitaremos la expansión del pecho.

En el caso de la exhalación, ésta empieza en boca, fluye hacia abajo y arrastra lo que quieras y debas vaciar desde el útero/pelvis.

La expansión del vientre

En el vientre es donde experimentamos la vida a nivel instintivo. Aquí es donde la vida es concebida y transportada, donde nuestros más profundos deseos tienen su comienzo. Es importante que se mueva con facilidad.

Posibles dificultades en la expansión del vientre

  • Un vientre contraído es atribuido a un sentimiento de inhibición sexual.
  • También encogemos el vientre para controlar/retener nuestras emociones y deseos.
  • Otra causa es el modelo social de belleza del vientre plano sin grasa, sin rollos. Completamente artificial!.

Tanto Bla,blá!!, vamos a los ejercicios:

Partiremos de poco a poco.

Hoy vamos hacer tres ejercicios. Que por más sencillos que te parezcan, son primordiales para que empieces a entrar en conexión con tu respiración y puedas expandir y calentar tu vientre. Verás que tu cuerpo está mas inerte de lo que piensas.

  • Expandiremos el vientre y el pecho.
  • Duración: 5 a 20 minutos. Dependerá del tiempo que quieras darte tu!.
  • Te aconsejo elegir una canción que conozcas previamente y que dure el tiempo que vayas a dedicar a tu practica, para que no estés pendiente de los minutos que llevas en el ejercicio.

**Nuestra Práctica:  Ejercicios para despertar tu útero**

      Acostada (preferentemente) o de pie. Ojos cerrados.

  1. Inhala expandiendo todo tu torso y tan profundo que ya no puedas más! y luego
    exhala por la boca lentamente. (3 veces) 
  2. Pon tus manos sobre la pelvis. Y comienza a inhalar profundamente llevando todo el aire hacia tu vientre, hasta que se infle. Siempre hazlo sin forzar demasiado, hasta donde tu cuerpo lo permita, sin dolor, sin molestias. Con la practica el movimiento será mayor. Cuando sientas que tu pelvis ya se está expandiendo: 
  3. Inhala en tu pelvis y empieza a subir el aire hacia tu abdomen y pecho.  Y después has la exhalación  al revés: Con la boca abierta empieza la exhalación desde la boca y empieza a sacar el aire desde arriba hacia bajo. Es decir, exhala aire de la boca, el aire que tienes en la garganta, el aire del pecho, del abdomen y de la pelvis. 
  4. Si necesitas mover tu cuerpo para ayudarte con la respiración, hazlo. Importante:
    – Presta atención a cómo te sientes cuando haces los ejercicios y cómo reacciona
    cada parte de tu cuerpo.
    – Cómo está tu pelvis: ¿rígida o suelta? ¿te duele? 
    – Cómo está tu pecho?  Apretado? Con alguna emoción retenida?
    Con algún dolor que no puedes describir?
  5. Hazlo 1 vez al día por mínimo de 9 días y luego por el tiempo que sientas lo necesites.

Un ejercicio muy poderoso para las mujeres occidentales que nos desconectamos muy fácilmente de nuestro cuerpo. Queremos controlar todo y vivimos sumamente apuradas, lejos del momento presente y sobre todo con el «noooo, no tengo tiempo para hacer ejercicios». Entonces, esta práctica que es muy específica te pondrá en movimiento tu energía y consciencia para hacer andar la maquina femenina en tí y puedas ir recuperando tu fertilidad. Sobre todo está pensado para que puedas hacerlo en cualquier lugar y momento. Sin embargo, que te organices y des el tiempo para hacerlo en tranquilidad es el primer gesto de amor y cuidado propio, ¿no crees? 😉

Si te queda alguna duda, o algo… hablemos! escríbeme en el formulario de contacto. Al futuro implementaré audios, que son más sencillos de seguir. ¿qué opinas?. Déjame tu comentario.

Author

Terapeuta con el corazón puesto en la sanación femenina y en recuperar la fertilidad para conseguir el embarazo deseado.

Write A Comment