Salvavidas:

Salva-vidas, rescata vidas, quien pone a salvo y libera de un riesgo.
Te preguntarás ¿qué onda?… y … no! no es un tema relacionado con las vacaciones, ahora que estamos a pleno verano en Chile.
Si no que quiero hablarte de los salvavidas, pero de nuestros salva-vidas.

¿Cuál o cuáles son tus salvavidas? ¿Los tienes identificados?

El fin de semana un amigo redujo una idea en estas pocas y precisas palabras: «los hombres arman y procesan los conflictos interna-mente; y las mujeres elaboran el conflicto cuando lo expresan con palabras/hablan». Simple y directo!.

Y sí, es así. Las mujeres necesitamos hablar para: desarrollar nuestras ideas o conflictos, para entender qué realmente nos aproblema, para resolver dudas internas y para acercarnos a la solución. Y cuándo internalizamos y aceptamos (sin crítica, sin «porqué soy así…») esta idea, nos es más fácil el camino para encontrar el salva-vidas vital que todos necesitamos.

Sin ir más lejos, esto se traduce en buscar con quien conversar, sin miedo a la crítica o a que te juzguen y te escuchen de manera desinteresada. ¿Para qué? para vaciarnos. Así de simple. Te he recordado que todo es energía y si no está afuera, está dentro y muchas veces dañándonos. Y hablar lo que nos pasa o no nos pasa es vital para descargar. Y con este acto tu inconsciente lee «…esto (x) salió y ya no nos consume energía y podemos darle cabida a otras ideas o vivencias». ¿me sigues?.

Este es un ejemplo de salva-vidas del que te hablo.  Pero bueno, este post va más allá de eso.

Por un lado es importante que las mujeres tengamos presente el concepto de sororidad siempre y podamos escucharnos amorosamente. Y por otro lado tenemos que ser capaces de identificar nuestro salva-vidas que va más allá de tener quien nos escuche.

Cuando te digo salva vidas quiero invitarte a que revises o hagas un listado mental o escrito de cuales personas, situaciones o acciones, son tu salva-vidas. Y no basta con tener la amiga de confianza que te escucha, sino tener la amiga de confianza que te escucha pero que te hace sentir única en el mundo. ¿me entiendes?.

Esto te puede parecer un tema sin mayor importancia, pero de seguro no te has detenido a pensar lo maravilloso y necesario de tener claro: qué es lo que nos rescata. Si no te lo habías preguntado, quizás no lo hayas reconocido aún.

Identificar quien o cual es el momento/acción/lugar que hacen que hacen que te re encuentres con tu propio guía espiritual y vuelvas a nacer. Puede ser estar con alguien, ir a algún lugar, preparar algún ritual, hacer una buena acción, ayudar a algún conocido, etc., etc., etc.. Quiero decirte que es ir al limite máximo de lo que te hace bien. Desde hoy pon más atención a tu corazón y espíritu y date cuenta como reacciona en diferentes lugares, con distintas personas y asi te dará a conocer cuáles son los espacios salva-vidas.

Identifica lo que te de vuelve (y salva) la vida.

Y quise comentarte porque yo antes nunca me había detenido a pensar y a descubrirlo. Y hoy ya lo sé.

La mente nos juega malas pasadas y le damos vuelta a los problemas tanto tanto! que a veces nos vamos metiendo solitas en un hoyo negro. Pero cuando tienes claridad de qué lugar o persona o etc., es capaz de sacarte de ahí, de alguna forma te llega la iluminación y recurres a lo que te hace bien. Pero si no lo tienes claro en tu consciente, tu inconsciente jamas te ayudará a llegar a ese salvavidas.

Así que piénsalo, atesóralo y en los momentos difíciles recurre a tus preciosos salva-vidas. Con gratitud infinita hacia su existencia.

Te abrazo grande.
<3

 

 

Author

Terapeuta con el corazón puesto en la sanación femenina y en recuperar la fertilidad para conseguir el embarazo deseado.

Write A Comment