Te dejo unos tips para que sepas como debemos cuidar nuestro sistema energético para estar en equilibrio, manteniendo en buen estado nuestro potencial de creación/fertilidad.
Cada parte del cuerpo se relaciona y afecta con la proyección de lo que pensamos o sentimos sobre la vida (en general). Lo que hacemos y no hacemos, sentimos y no sentimos, se queda “fijado” en nuestro cuerpo físico, emocional, sistema nervioso y energético. Si entendemos como cuidar nuestra energía podremos nutrirnos de mas energía positiva, sanadora y constructora.

Un río de energía

Empezando por entender que la energía es como un río que corre por nuestro cuerpo y siempre tiene la posibilidad de estancarse y liberarse.

Hoy una paciente me preguntó ¿”Si mi madre y yo estuvimos en las mismas condiciones y “peligros” de contraer ese cáncer, por qué solo le afectó a ella…”?. Y para esta respuesta te puedo decir que hay tantos factores que influyen, pero uno de los importantes es el equilibrio y sano estado natural que tiene cada cuerpo.

La terapeuta vibracional Deena Spear dice: “El cáncer entra y sale del cuerpo a cada momento…pero una vez que te lo diagnostica, echa raices y se establece…” Es decir, el pensamiento crea realidad en nuestro cuerpo.

Perdiendo y recuperando mi energía vital

Lo que muchas veces no nos detenemos a pensar es qué es lo que perturba mi energía y me la drena. Y una cosa muy importante que hacemos todos, y aquí van mis recomendaciones, es:

  1. Pensamientos obsesivos. Rumiantes, preocupantes. sobre todo en conductas (propias o de los otros) que nos perjudican. Cuando estamos “pegadas” en alguna idea x, el cuerpo pierde su energía vital. Y como para pensar se necesita muuuucha energía, empieza a sacarte energía de otras partes de tu cuerpo y eso te desequilibra. Baja la guardia en otros lados e ingresan invasores como enfermedades por ejemplos.Las células cancerosas “roban” energía a los tejidos sanos.
  2. Espiritu lejos. Cuando hacemos algo que nos aleja de nuestros reales deseos, el alma (energía) se va al lugar que nuestro ser quiere realmente estar. Esta separación se lleva consigo muuucha energía y te vacía. Por ejemplo, si odias tu trabajo o te daña y vas obligada cada día, es probable que tu espiritu se quede en tu casa, en tu cama, y vayas a a trabajar solo con la mitad de tu vida interior. Y así con todo. Asi que es importante que si vas a ocupar tu energía en pensamientos o acciones, que sea para sintonizar con lo que realmente quieres y te haga bien. Te de vida.
  3. Cuántas emociones has truncado, de sentir, de reconocer, de dejar fluir. Las emociones también “nadan” por el cuerpo, pero si no le prestamos atención, porque llorar nos hace débiles, la rabia hace mal, la risa es de los tontos, etc… las emociones no fluyen y nos dejan marcas energéticas sin resolver, porque no prestamos atención a esa reacción natural del cuerpo. Así que aprende a sentir lo bueno y lo malo, sin prejuicio.
  4. ¿El pasado pisado?. Las mujeres solemos vivir en el pasado, con emociones “añejas”.  Por lo que nos hizo una persona u otra, lo que hice o no hice (tal como dice el punto 1), etc. Pero la gracia está en ocupar la energía de esa emoción. Este punto complementa al anterior, porque primero hay que reconocer la emoción y luego hay que utilizar la energía que ella produce para movernos hacia otra realidad. Por ejemplo: si yo tengo rabia con un tío que siempre menoscabó mis actos, entonces luego de ponerle nombre a esa emoción debo decir la siguiente acción que debe tener la misma fuerza energética que la emoción dañina me causó. Ya no hay que enfocarse en el origen, si no en adonde me llevará.

    Y lo ultimo que te quiero recomendar hoy es:

  5. La alimentación.El cuerpo drena energía extra cuando debe procesar alimentos que están fuera de su origen natural. Como son todos los productos: no vivos, congelados, embutidos, sintéticos/químicos. Por eso hay que preferir alimentos de la estación, ojalá orgánicos y lo más crudos y llenos de vitalidad posible.
    Espero los pongas en practica. Empieza por uno!.

Un abrazo.
*texto inspirado en palabras de la dra. Christian Northrup.

 

Author

Terapeuta con el corazón puesto en la sanación femenina y en recuperar la fertilidad para conseguir el embarazo deseado.

Write A Comment