Como he dicho en gran cantidad de  post anteriores, somos seres energéticos. Desde lo que pensamos, hacemos, decimos o hasta lo que no decimos; todo todo es energía. Cuando presentamos una dificultad para embarazarnos debemos revisar todo nuestros cuerpos: físico, emocional, mental y energético. Cuando existe alguna falencia o traba en alguno de ellos es probable que el proceso tarde más de la cuenta. Pero has pensado ¿Cuánto espacio físico y energético hay para alojar un bebé en tu vientre?

 

Las mujeres acumulamos recuerdos, traumas, emociones, paradigmas antiguos, pensamientos, personas, etc. etc. en nuestro útero. Y tal como nuestro cuerpo físico, nuestro cuerpo energético se satura de información. Es más, este espacio podría llegar a estar tan copado y contaminado que el bebé no se anidará porque ahí no hay vida para él.

Basura acumulada

Entonces de algo muy importante que debemos limpiarno urgentemente las mujeres, es de los restos energéticos que venimos guardando por años de años en nuestro útero. Incluso creencias que nos han heredado nuestros ancestros  (mamá, papá, abuelos, bisabuelos).

Sobre todo hay que limpiarse de hombres que han pasado e influido a largo de nuestra vida.

Sin ir más lejos, si pensamos en cuántas relaciones sexuales y genitales hemos tenido, nos daremos cuenta que en nuestro útero hay muchas energías residuales de qué vaciarnos. Cada uno, nos deja un poquito dentro. Y cosas buenas y malas, porque evidentemente no todos quienes han estado a nuestro lado han sido sólo un aporte de felicidad y amor. Si no que muchas veces nos metieron miedos, dudas, celo, rabias, engaño!.etc.. Y eso queda. Energéticamente ocupa un espacio dentro tuyo. que te impide meter un nuevo ser energético.

Cuando empecemos a trabajar en vaciar esos residuos inservibles, podremos tener un nido limpio y amoroso para recibir un bebé.

Así que…

Ahora que lo sabemos, es muy importante que empecemos a seleccionar adecuadamente a quien va a entrar física y energéticamente en nosotros puesto que una relación de un día o varios años (y ojo! eso en todo tipo de relación), siempre deja huella. Y segundo trabajar en vaciarte, para poder llenarte del bebé que quieras.

Recuerda siempre, que hay bebés físicos y bebés energéticos como algún proyecto, empresa o sueño que desees realizar.

 

 

Author

Terapeuta con el corazón puesto en la sanación femenina y en recuperar la fertilidad para conseguir el embarazo deseado.

Write A Comment