Hola mis queridas: para quienes no me siguen en facebook o Instagram, quiero dejarles en el blog, la entrevista que me hicieron de Mujeres y Mas.

ACÁ el LINK. Las imágenes que utilizaron son de Joan Alfaro, están preciosas para que las miren en el link.

Acá va en detalle la entrevista:
Con Amor.
Dany.

Lila-Joan-Alfaro
Lila-Joan-Alfaro

Daniela Vargas: “Para potenciar la fertilidad tenemos que asimilar lo que somos, conocer nuestra esencia y fortalezas”

Empática, honesta y con la profunda convicción que toda mujer puede recuperar la fertilidad, esta terapeuta de corazón, como se define, ha apoyado a muchas mujeres en su camino de sanación para lograr su don más deseado: la maternidad. Una mujer que sin duda inspira a otras, desde su propia experiencia.
Por Paola Leyton

Hace un tiempo conocí el blog de Daniela Vargas, www.anidando.cl, una mujer de 34 años, especialista en Flores de Bach, Masaje Shiatsu, Biomagnetismo, Auriculoterapia, Reiki y Respiración Ovárica Alquimia Femenina. Un blog en el cual su autora, de una manera muy generosa entrega una serie de consejos, conocimientos y explicaciones sobre el proceso de embarazo y las condiciones necesarias para que ello ocurra. Todo con un relato honesto, muy ameno y entregado con mucha responsabilidad.

Por lo mismo, quisimos conversar con Daniela, sobre sus aprendizajes, sus terapias para ayudar a otras mujeres a alcanzar la maternidad y sobre lo que la inspira para seguir este hermoso camino de sanación.

¿Cuándo decidiste ayudar a otras mujeres en la búsqueda de la fertilidad y qué te motivó a ello?

Desde hace más de 10 años que me acerqué a la medicina complementaria porque las respuestas médicas occidentales no me satisfacían. Y cuando viví el proceso de embarazarme y me costó, me di cuenta que a veces se hace tan doloroso porque falta información para enfrentarlo.

En el camino comprendí que la fertilidad es más que una cuestión sólo física, o algo de “laboratorio”, y me propuse estudiar más al respecto y entregar ese mensaje a todas las mujeres a quienes estuvieran pasando lo que yo viví. Y a pesar de que los dolores y vivencias son parte de la vida, sentí que si me era posible evitar un sufrimiento por desconocimiento, quería hacerlo.

¿Qué has aprendido de las mujeres con problemas de fertilidad en este tiempo?

La (in)fertilidad es un tema que se castiga mucho (sobre todo se atribuye y culpa a las mujeres) y por eso llevamos una carga social y personal muy grande. Peor aún porque creemos que “sólo me pasa a mí” y no, somos muchas. Entonces he aprendido que necesitan sentirse acompañadas e informadas, eso alivia y ayuda a llevar el proceso de una manera más tranquila y consciente.

Hoy estas mujeres están más despiertas, más inquietas, aprendiendo a escuchar la sabiduría interna que las está llamando. Ya no se quedan con una triste y escueta respuesta médica. Están buscando lo que hay detrás de lo evidente.

¿Cuál es la principal causa por la cual a algunas mujeres les cuesta embarazarse?

Creo que por un lado es la falta de asimilación de lo que somos, de cuál es nuestra esencia y fortaleza. A las mujeres no nos ha tocado fácil, hemos tenido que pelear el lugar en el que estamos hoy. Eso nos ha llevado a polarizarnos para igualar condiciones con los hombres. Estamos viviendo en una especie de dualidad, queremos ser mujeres empoderadas, pero desde una perspectiva y un rol más masculino, porque así hemos aprendido a abrirnos camino. Pero esto mismo te lleva a una desconexión con la femenina poderosa que tenemos durmiendo y esperando. Entonces es como si negáramos a la mujer y el cuerpo, así lo entiende y reacciona como tal.

Y por otra parte pienso que el ritmo de la actualidad nos exige que todo sea rápido, efímero, cambiante, ligero y eso está en completa oposición a concebir. Un embarazo es un proceso “lento”, largo, exigente y maravilloso, pero requiere mucha dedicación y paciencia. Estar presente y eso nos cuesta muchísimo.
Lo otro importante es que en relación al estilo de vida que te mencionaba, hay que darse cuenta que hoy todo resulta más contaminado y tóxico para nuestro cuerpo: endulzantes, preservantes, colorantes, etc., puros químicos que disminuyen la calidad de vida de cada célula y eso nos enferma la máquina perfecta que somos.

En este proceso de sanación personal y grupal, ¿qué es lo que más rescatas?

Que hemos avanzado tanto y tan rápido, que nos hemos olvidado que todo el secreto de conseguir una vida plena, feliz y saludable, está en lo más básico y esencial: volver al origen. A lo natural, a lo sencillo. Tenemos todas las herramientas a nuestra completa disposición, pero debemos mirarnos y sentirnos más, conectarnos con nosotras mismas para poder hacer uso de ellas.

¿En qué consiste tu técnica para ayudar el proceso de embarazo?

Trabajar en todas las áreas que afectan a la fertilidad. Somos materia, emociones, pensamientos y energía y cuando hay desequilibrio en alguna de estas áreas, el cuerpo no funciona en armonía y se ve afectada la fertilidad. Trabajo con ejercicios físicos, energéticos, meditaciones, terapia floral, etc. Todo lo que sea necesario para llevar al re-conocimiento, autocuración y despertar de nuestra sabiduría y sobre todo sanación femenina.

¿Cuánto podría durar este periodo?

Darte un plazo sería crear falsas expectativas. Cada persona es perfecta y única. Sus procesos internos, asimilación de información y estado de sanación son diferentes. Por ejemplo, hay mujeres que atraviesan un duelo rápidamente y otras demoran un poco. Ningún caso es bueno o malo, simplemente es y hay que ajustarse a esos tiempos.

Finalmente, ¿Qué tips le darías a alguien que ha intentado embarazarse y no ha podido?

“Tomarlo con calma”, jajaja no no no! Yo odiaba cuando me decían “tienes que relajarte para que puedas embarazarte”. Grrrr!!!. Bueno… las opiniones son gratis!.

No sé si llamarlo tips, pero creo que es importante dividir el foco. Entender que para que el bebé escoja llegar a tu vida, es necesario que tenga un bonito lugar dónde llegar. Es decir, que estés viva. Que disfrutes el presente, disfrutes a tu pareja, lo que vives día a día, lo que haces, lo que eres. Cuidarse, amarse y preocuparse de llevar una vida saludable y amorosa contigo misma es lo primero. En la medida que eso se cumpla pasa lo segundo: una pequeña vida te busca para quedarse en ti.

Por otro lado hay que soltar. Lo que significa empezar a entregar los deseos al universo (Dios, naturaleza, ángeles, lo que tu creas), y confiar en que sucederá lo mejor. Muchas veces esperamos ser madres/padres pidiéndolo desde la cabeza, desde el control que quiero ejercer en mi vida y proyectos y no como debería hacerse: desde el corazón.

 

Author

Terapeuta con el corazón puesto en la sanación femenina y en recuperar la fertilidad para conseguir el embarazo deseado.

Write A Comment