Ovarios poliquísticos, son una disfunción en nuestro ciclo vital femenino, que puede afectar conseguir el embarazo rápidamente. En este artículo, hablo de cómo entender el porqué estos quistes se quedan en nuestros ovarios, algunas posibles causas y que podemos hacer al respecto.

Ovarios poliquísticos y fertilidad

El Síndrome de ovarios políquisticos (SOP) es una condición que afecta a un gran numero de mujeres en la actualidad. Si bien hay variadas hipótesis del porqué se presenta en diversos tipos de mujeres, aún no se sabe la causa concreta de su aparición. Lo que si se sabe es que para que este síndrome exista deben unirse varios factores.

Te dejo en este LINK más info detallada para que prestes atención con los síntomas y puedas identificar si estas presentando esta disfunción.

Hay varias posturas sobre si el síndrome de ovarios poliquísticos afecta o no a la fertilidad. Según mis conocimientos y experiencia te puedo decir que hay tantos casos como mujeres en el mundo. Cada uno es diferente al otro. Hay embarazos en presencia de los ovarios poliquisticos, y hay retraso en conseguirlo también. Por lo tanto no podemos tajantemente decir que es un impedimento para el embarazo. Lo que sí es importante es tratar cada caso en forma independiente con medicina consciente y entender qué me están mostrando estos quistes en mis ovarios.

Cuerpo bio-físico. Alimentos y hormonas

He hablado en otras oportunidades sobre la importancia de la alimentación en directa relación con los desórdenes patológicos relacionados que afectan a las mujeres. Veamos sólo un caso particular: los carbohidratos.

Consumir exceso de carbohidratos eleva el azúcar en nuestra sangre y este a su vez eleva las hormonas masculinas, inhibiendo la producción de las hormonas femeninas, por lo tanto, habrá una alteración de todo nuestros ciclos, sobre todo el menstrual. Pues el cuerpo pensará: “Ey! aquí, no es hay que ovular porque sólo hay hormonas masculinas”,  “ni regular los ciclos”, porque creerá muy básicamente que no es necesario.

Y cuando los andrógenos (hormonas masculinas) están elevados, los óvulos (ovocitos) no crecen ni pueden llegar a su maduración, por lo tanto, no consiguen su desarrollo máximo, no se liberan hacia el útero y se quedan estancados dentro de los ovarios. Otros quistes son porque el huevito donde crece el óvulo no se absorbe y queda acumulándose en el ovario, cada mes. Esto es lo que conocemos como poli-quistes.

La mayoría de los médicos tratan este síndrome con pastillas anticonceptivas, que si bien logran regular el ciclo de manera exitosa, a la larga al suspender su tratamiento después de un largo tiempo de ajustes hormonales, posiblemente regrese el problema si persiste el origen emocional, no resuelto.

Cuerpo mental-emocional.

Si pensamos en la función esencial del óvulo, nos daremos cuenta que su gran sentido es el de reproducir, generar, engendrar, crear, iniciar una nueva vida o idea. Es por excelencia la célula que nos conecta con nuestra esencia de ser mujer: fértil, dadora de vida, capaz, superior. Es entonces en los óvulos y los ovarios, donde radica nuestro mayor poder y conexión con nuestra femineidad.

Entonces:

Cuando presentamos algún conflicto con la idea de ser mujer, le enviamos el mensaje a nuestro cuerpo de que no queremos ser mujeres, por lo tanto inconscientemente inhibe las hormonas femeninas y en consecuencia no hay ciclos femeninos.

De hecho estudios realizados con monas en posición de subordinación suelen experimentar problemas en su ovulación.

Qué nos revelan los ovarios poliquísticos?

Por lo tanto si tu que estas leyendo este artículo, sufres de este síndrome de ovarios poliquísticos, te invito a reflexionar sobre cual es tu relación con los siguientes temas:

¿Cuál es tu relación con la femineidad?, ¿Te gusta ser mujer? ¿Te gustaría ser hombre?
¿Temes «florecer»?
¿Cuáles son las creencias con las que has crecido, sobre el ser mujer?
¿Cuántas ideas o proyectos no te has permitido darles vida?
¿Te subordinas a los demás o llevas con ímpetu tus ideas?
¿Aceptas tu maduración como mujer o te niegas a crecer y dejar de estar bajo el alero de tu madre?. Por comodidad, por miedo, por no enfrentarte a la soledad.

En el síndrome del ovarios poliquísticos, los ovocitos no maduran y no salen del ovario, al igual  que las mujeres que lo padecen temen salir de la creencia que no son capaces de llevar una vida adulta, creativa y fértil. Los quistes son energía estancada.

Ejercicio

1. Reflexiona sobre las preguntas que te dejé arriba.

2.  Trabaja en transmutar/cambiar creencias antiguas y machistas  sobre ser mujer y entrégale a tu cuerpo señales de que estas orgullosa de ti y si te cuesta o realmente no lo estas, busca lo que más te agrade de serlo y agradécelo a diario. Muchas veces tomamos un rol más masculino que femenino, en nuestras acciones.

3. Alaba y agradece tu fertilidad y femeneidad a diario frente al espejo. Aunque no creas que eres fértil, tu mente se empezará a acostumbrar a la idea y a hacerla realidad.

Enamórate de ti y de lo que eres.

Un abrazo acorazonado <3 .

Author

Terapeuta con el corazón puesto en la sanación femenina y en recuperar la fertilidad para conseguir el embarazo deseado.

Write A Comment