Por qué no logro embarazarme. Me preguntaba cuantas veces nos hemos desviado del camino. Dicen que el camino es uno hacia el destino que esperamos. Pero ¿cuánto nos desviamos del camino antes de llegar a la senda correcta?.

Fuimos a la playa el fin de semana y quiero contarte que en un momento me propuse armar una torre de piedras y un proyecto tan simple me mostró algunas verdades en relación a cómo nos tomamos los desafíos.

La partida

Para mi torre, comencé a apilar las piedras más lindas y llamativas que encontré a menos de 30 cms de mi mano. El resultado fue el intento de una fallida torre.

Luego en el segundo intento de hacer una torre, escogí las piedras más grandes que estaban cerca mío, creyendo que tendrían mayor firmeza y darían más estructura a la torre. No resultó.

El tercer intento ya fue con mayor tenacidad, queriendo vencer el desafío de algo «tan fácil» que no me resultaba y decidí tomarme unos momentos para mirar atentamente las piedras que estaba escogiendo e identicar cuál era el problema. Básicamente: la piedras no eran las correctas! lógico!.

Y para el cuarto intento, decidí dejar el estado de reposo de mi cuerpo, arrebosado de pereza, y levantarme a reunir las piedras precisas para mi propósito. Escogí las piedras que mayor soporte darían a la base de mi proyecto. Recogí unas piedras grandes y pequeñas (en la variedad está lo completo). Y finalmente reuní las piedras que me parecieron menos atractivas y que más esfuerzo significaron encontrar, por forma o color, pero que pintaban ser las precisas para sostener la torre.

Y así fue como logré mi torre de piedras en un día cualquiera de paseo a la playa.

Mi fertilidad y mi proyecto

Pero ¿Qué tiene que ver esto con mis proyectos de mejorar la fertilidad? (o cualquier proyecto) estarás pensando. Pues mucho!.

Si a toda la historia que te conté arriba, le cambias la palabra piedra por persona o acción, te darás cuenta que el armar la simple torre se transformó en una fábula. Que nos muestra cuán cómoda/o estamos al momento de querer conseguir algún propósito.

Muchas veces buscamos lo que está «a la mano» que no implique mover(nos), que no signifique re-mover dolores, sensaciones, pensamientos, culpas, resentimientos, etc…Pero lamentablemente así no pasa nada.

¿Por qué no logro embarazarme?

Y frente a esta pregunta, puedo decirte que:

Muchas veces seguimos haciendo lo mismo queriendo conseguir resultados diferentes.

Reflexionemos

Para levantar un edificio hay que limpiar el terreno, botando mucho de lo construido que hoy sólo impide construir algo mejor, deshaciéndonos de todo lo que nos impida tener un terreno apto. A veces hay que cavar profundo, limpiar una y otra vez, recoger escombros y aplanar. Es un trabajo grande que requiere valentía y cooperación, pero necesario para poder reconstruir algo mejor.

De seguro me podrías decir: «yo he hecho de todo». Pero te he contado que hay cuatro cuerpos que cuidar y sanar para embarazarnos, entonces pregúntate ¿cuál de ellos no estoy atendiendo? ¿estoy haciendo lo mismo de siempre, o realmente estoy haciendo cosas diferentes para obtener un cambio?, ¿dónde puede está mi barrera?.

Después de esta «revelación» de mi torre de piedras, me di cuenta que en algunas cosas a veces tiendo a hacer lo mas fácil y cómodo.  Y eso no me permite el cambio necesario para conseguir lo que quiero.

¿y tu?

Con amor, Dany.

Author

Terapeuta con el corazón puesto en la sanación femenina y en recuperar la fertilidad para conseguir el embarazo deseado.

Write A Comment