Tag

destacado

Browsing

Sexo para la fertilidad. Claves para poner en práctica.

Cuanta conexión hemos perdido!, solamente por desviar la mirada a otro foco de atención. Cuánta falta de deseo existe hoy entre las parejas. Cuánto propósito hemos desviado en el sexo. Hoy quiero dejarte dos claves importantes para poder despertar el deseo, la conexión y complicidad lúdica con tu pareja. Cuándo el propósito es que llegue el bebé nos alejamos de la esencia pura del acto sexual y rompemos el vinculo sano y perfecto entre nosotros y nuestra pareja. Recordemos que un sexo amoroso y consciente, estimula la fertilidad.

Dos claves sencillas, pero tan poderosas que debes probar.

 

En mis clases de la universidad, hubo una frase que me marcó para siempre, porque es la clave de la buena comunicación: mirarse es un acto simple pero primordial para que se establezca el contacto entre un emisor y un receptor. Clarito como el agua. Y si llevamos esto a la comunicación (también sexual) con la pareja, que podemos decir?

¿Cuánta dedicación regalas a tu pareja simplemente por darle tu mirada atenta, recibiendo a través de tus ojos, pero sintiendo con todo tu cuerpo lo que el te está entregando?.

Los ojos

Los ojos son la puerta de entrada del mundo a nuestro cuerpo.

Para volver a encontrar la conexión energética entre una pareja, debemos dejar que el otro nos penetre energética y emocionalmente: primero por nuestros ojos. En este acto dejamos que empiece a trazarse un lazo de complicidad que puede llevar a #despertarlafertilidad. Le damos permiso para para que entre y participe de una nueva creación, primero por los ojos. Pero…

¿Cuántas veces hacemos el amor con la luz apagada y/o con los ojos cerrados?

Quiero invitarte a que pruebes, que sucede en tí, cuando te conectas intencionalmente con una mirada, a tu pareja. Percibe que siente tu cuerpo, que te comunica. Y date cuenta que muchas veces es sólo una mirada que despierta el deseo.

Y porque te estoy diciendo esto, porque sé que cuando estamos persiguiendo el sueño de un bebé, dejamos de mirarnos por amor/deseo/instinto y nos miramos con intención/propósito/control, ¿me sigues?. Pero es importante que primero exista la pareja para que luego el bebé se decida a llegar.

Te invito a que acuerdes con tu pareja, mirarse más a los ojos, sin agresividad ni control, sino con amor y receptividad a lo que me quiere dar el otro. Hazlo también cuando tengan sexo: verás que en ese momento, mirar a los ojos, será muy distinto.

La respiración

Explora sobre el cómo es tu respiración cuando estas nerviosa, cuando estas conversando con tu pareja, cuando estas sola, cuando estas deseosa.

Respirar con intención, nos transporta al presente, acalla el mundo mental, nos puede aportar sensualidad, mucha sensibilidad y conecta con la esencia de nuestra energía vital.

 

La respiración natural (circular y efectiva) es realmente un masaje en la pelvis que activa nuestros motivación y centros sexuales. Despejando y despertando todo el eje central de nuestro cuerpo: garganta, corazón, plexo solar, vientre y genitales, convirtiendo nuestro útero en un gran cuenco receptivo.

Cualquiera que sea el grado de conciencia que aportes a la respiración antes de hacer el amor, supondrá un incremento en el contacto con tu pareja y calidad del encuentro sexual.

Un ejercicio muy útil: previo a recibir a tu pareja (llegue a casa por ejemplo), dedícate a estar acostada, tranquila por unos 5 a 10 minutos, solamente respirando y sintiendo como tu cuerpo reacciona. De seguro tendrás una mejor disposición en todo sentido, al momento del encuentro.

Cuando yo me hice consciente de estas dos claves, dije «naaaah que fácil, respirar y abrir los ojos, eso lo hago siempre» y no! no es tan fácil cuando le pones una amorosa intención.

Espero que te hayan gustado estas dos claves, has tu la prueba!. En teoría suena fácil y sencillo… ya verás en la práctica!.

Con Cariño
Dany.

**Este post fue inspirado en el Libro Tantra amor y sexo.

 

Sexualidad y fertilidad. Activar los chakras para que fluya la vida.

Hoy quiero hablarte sobre las relaciones sexuales contigo y con un otro. En consulta, me ha tocado hablar con muchas mujeres, que no han tenido ninguna información formación respecto a su sexualidad. Mujeres insatisfechas, faltas de energía, con falta de conciencia de su cuerpo. que se han sorprendido mucho cuando yo les he dicho que la sexualidad es de origen para la creatividad y vitalidad. Y me han dicho que si alguien les hubiera avisado importante que era conocerse, a sus 20 años, creen que su vida hubiese sido muy distinta.

 

Sexualidad y fertilidad

«Creo que la clave para comprender y transformar nuestra vida sexual estriba en que nos demos cuenta de que tal vez no seamos conscientes de nuestros deseos. Debemos revisar nuestras creencias y sentimientos para cultivar nuestro potencial sexual. Una de las creencias más importantes que debemos tener es que las mujeres merecemos y tenemos derecho a la satisfacción y el goce sexual. Tenemos derecho a sentir plenamente nuestros deseos para luego satisfacerlos. Por supuesto, eso implica ser conscientes de lo que realmente queremos. Si no sabemos que decíamos, que no se excita o que nos hace sentir bien o mal ¿como podemos conocernos Como seres sexuales?».

 

«Cuando nuestra vida sexual es satisfactoria, dormimos mejor, ya no nos descontrolamos tanto con las comidas y tenemos más energía. Todos estos factores contribuyen de manera significativa a nuestra salud general, incluida la emocional. Si no estamos satisfechos con nuestra vida sexual, nuestras emociones tendrán un efecto negativo en nuestro cuerpo, mente y espíritu».
Dra. Xiaolan Zhao – Medicina china para la mujer -.

 

Una saludable sexualidad es fundamental para cultivar nuestra fertilidad: porque el origen de la vida empezó por una relación sexual entre dos seres divinos o corpóreos (según tú creencia) que se conectaron, se fusionan y dieron origen a un nuevo ser.

Y si lo hablamos desde el punto de vista energético se juntó una energía femenina con una energía masculina existió fricción en el amor universal, conexión y eso dio origen a un nuevo ser.

Como dije la sexualidad y la energía sexual es el origen de la vida, de la creación, de la fertilidad y de la creatividad.

Energía ascendente

Energéticamente, si te das cuenta las relaciones y órganos sexuales, son/están en un contacto directo con dos de nuestros centros de energía: primer y segundo Chakra y cuando activamos, movemos y potenciamos esta energía, la fuerza y vitalidad asciende por todos nuestros Chakras hasta nuestra coronilla. Por lo tanto, trabajar y equilibrar mi primer y segundo Chakra logra empujar la energía saludable al resto de mi cuerpo.

Para eso tenemos que lograr ver cuánto me conozco y  hacer un acuerdo entre lo que yo quiero hacer(me) y lo que realmente hago.

Cuando tenemos estos limites y deseos claros, dejamos de pasarnos a llevar y comenzamos a construir salud sexual y amorosa.

Me sigues?

Al trabajar con nuestra sexualidad, activamos el fuego interno sanador desde el origen.

Entonces ahora sabemos que debemos ser responsables y consciente de nuestras relaciones sexuales, porque el sexo, va más allá del simple placer, sino que es el punto de partida, el chispazo, el motor de arranque, para que el resto de salud y vida fluya.

 

Respiración Ovárica alquimia femenina

Que lindo es vivir un proceso propio, aprender, internalizar y luego poder enseñarlo y acompañar.

Vi esta foto y me contagio de nuevo con la sabiduría y alegría de Sajeeva y me di cuenta que no había publicado sobre este profesorado!!. Y con el corazón contento, les cuento que tener esta certificación en ROAF fue un proceso duro, lleno de altos y bajos, de luces y sombras, donde muchas veces preferimos no mirar, ni menos enfrentarlas para sanar. Pasamos por aprendizajes intensos y una tesis con trabajo propio lleno de responsabilidad y compromiso.

Pese a lo intenso, el profesorado es muy completo y precioso. Ayuda a comprender que el potencial femenino está muchas veces dormido, porque simplemente nos dejamos de ocupar de él, pero está!

Que es la Respiración Ovárica Alquimia Femenina

Terapia creada por Sajeeva Hurtado

Los ovarios, el útero y los senos son la parte de la anatomía femenina con más potencial energético de todo el organismo, es allí donde se encuentra intrínsecamente la semilla de la vida.La técnica de respiración ovárica, reúne diferentes secuencias que nos ayudan a contactar con esta energía para aprender a utilizarla en pos de nuestra propia sanación.
Es un proceso de sensibilización, conciencia, limpieza y purificación energética. Una vez tomado el contacto con esta energía entramos en una segunda faceta de distribución y sanación alquímica. Este proceso nos permite mantener el flujo energético de nuestro cuerpo fluido y libre y así no sólo prevenir y tratar enfermedades si no también vivir una vida más plena y fértil, al decir fértil nos referimos al sentido más amplio de la palabra, no sólo a concebir hijos físicos.

La mujer es la fuente creativa del universo, es el gran útero creador, donde todo lo que se siembra florece. Esa energía que solventa la vida proviene de los óvulos que se generan en los ovarios.

Cuando una mujer sede su poder, o sea, sede su energía creativa (sexual) y se deja penetrar indiscriminadamente, no sólo por hombres variados si no por el entorno, llena sus distintos cuerpos de una capa energética densa que consume su energía vital y la aleja de su poder personal, el cual es por naturaleza el poder de la creación. Contactar de nuevo con nuestro poder personal activa inmediatamente al sanador o maestro interior que es realmente en quien nos debemos apoyar para realizar el tránsito de esta vida alineadas con nuestra misión.
En la práctica de la respiración, tanto en consulta como en grupo nos orientamos a llevar a la practicante a alinear la mente, las emociones y el cuerpo y a través del contacto con uno de ellos poder desbloquear los otros, retomando la unidad y llevando a la persona a la integración de sus distintas partes.

Como quedar embarazada – Mi proceso y mi falta.

Estuve recordando que otra situación viví durante mi proceso de quedar embarazada. Y fue algo que me hace un sentido diferente hoy, porque de nuevo la vida me lo muestra. Mi fortaleza y debilidad para enfrentar sola la situación. Pero estuve equivocada y hoy te cuento para que a tiempo lo veas tu.

Recuerdo que la cantidad de emociones con las que compartía día a día eran un torbellino difícil de superar. Entre la ansiedad y la desesperanza pasando por todos los estadios intermedios. Y me di cuenta que es necesario dejar la capacidad de auto-soportarnos. Que quiero decir…

Por lo general las mujeres nos hemos vuelto nuestras propias heroínas, y es genial, pero creo a veces sí debemos darnos el permiso del rescate de alguien y no hay nada de malo en eso.

«No quiero preocuparlo»

Yo era (o soy!) de las que me las arreglo solita con mis «torbellinos» emocionales, pero resulta que con situaciones tan importantes como el querer ser madre/padre, la cuestión es de a dos. Y no necesariamente de dos personas si no de dos energías (bueno ya te he hablado de eso!). Pero es importante soltar la autosuficiencia. El «yo puedo sola», «yo me las arreglo», «estoy mal y se me va a pasar» etc., etc., etc., ¿te suenan esas frases??. Y el soltar este super poder femenino no significa ser débil, como nos han enseñado a creer, sino que es reconocer que la debilidad es también fortaleza. Porque si no tenemos una no podremos llegar a la otra.

Cuando estuve en proceso de quedar embarazada A mi me pasó mucho que en el momento me sentía con la tremenda (auto) culpa de no poder embarazarme, me las llevaba sola. Una y otra y otra vez. Porque «yo podía con todo sola». Y así me comí tantas emociones que a la larga me dañaron más.

Pero te repito, soltar la fortaleza y reconocer debilidad en nosotras, nos hace más fuertes, porque nos abrimos a la verdad de que somos seres simbióticos (necesitamos del otro/a). Y decir «estoy mal, no puedo más» hace muy participe al otro quitándote un peso a ti, y  permite nutrirte y cargarte de la energía y sabiduría del otro.

«No me va a entender»

A mi me pasa a menudo que me escucho diciendo «no quiero darle problemas» «no quiero preocuparlo/s», «mejor no cuento nada de lo que me pasa». PERO! con esos pensamientos y sentimientos:

Primero: anulo la capacidad de un/a otro/a de que sí puede sostenerme. Y no le doy ese permiso, que hace crecer tanto las relaciones de pareja, amigos, familia.

Segundo: anulo mis sentimientos, diciéndole a mi inconsciente que el otro vale más que yo, y lo que yo siento y me daña es menos importante. Y eso es muy fatal para nosotros/as.

Tercero: escondo debajo de la alfombra mis sentimientos/emociones que se acumulan y acumulan, hasta que por lo general se transforman en rabia que crece y crece y cuesta más manejar.

Cuarto: nos negamos a la posibilidad de que sí nos entiendan. Y si es que no lo hacen… el alivio de hablar sobre el cómo estas, es suficientemente reparador.

Y sabes? mi mayor lección ha sido: en realidad no busques que te entiendan (sobre todos los hombres, que amamos!, pero que no sienten igual que nosotras), busca que estén, ahí al lado, tomándote la mano, abrazándote.

Eso muchas veces es tan recargador de pilas que es suficiente para alentarnos a seguir.

 

El cuerpo grita. ¿Pero cuándo dejamos de escucharlo?

Después de un intenso día de trabajo  y difícil emocionalmente. No puedo dejar de compartir mis reflexiones contigo. ¿En qué momento nos dejamos de conectar?, ¿En qué momento dejamos de vernos? ¿En qué momento dejamos de creer? ¿En qué momento dejamos de sentir(nos)?.

¿Desde cuándo empezamos a vivir fuera de nosotras?

Cada historia de mis pacientes me hace reafirmar el hecho de que vivimos sin prestarle atención (atención: Aplicación voluntaria de la actividad mental o de los sentidos a un determinado estímulo u objeto mental o sensible); a las señales sabias que nos da el cuerpo. Y muchas veces es más cómodo hacernos las sordas y las ciegas y seguir la vida sin «resaltos». Pero si nos dedicáramos unos momentos a sentir que nos dice el cuerpo y nuestra alma sobre el cómo estamos viviendo, de seguro evitaríamos muchas enfermedades que se manifiestan con el tiempo.

Nadie nos enseña a vivir en consciencia.

Eso debería enseñarse en las familias, desde que los niños tienen reconocimiento de su cuerpo y luego de sus emociones y respuestas corporales. Parece innecesario enseñarle esto a un niño que poco entiende pero creo todo lo contrario, ellos están más despiertos que nosotros. Y ese niño sin consciencia de sí mismo, será un adulto sin consciencia de sí mismo. Así que mi reflexión es en ese sentido, convertirse en un mensajero. No solo de los niños, si no de los adultos que tenemos alrededor.

De seguro si nos enseñaran a vivir en consciencia y conexión con mi cuerpo, que nos duelo, que nos hace mal, que queremos; desde pequeños, incluso en el jardín infantil, evitaríamos: conseguir trabajos que sólo alimenten el ego y nos dañen el alma. No aceptaríamos tratos menospreciativos. Nos liberaríamos de creencias y tratos misógenos. No negaríamos y respetaríamos nuestra dulzura y sensibilidad de mujer, que tan mal mirada está. Descubriríamos a tiempo muchas enfermedades que han llegado a manifestarse por negar emociones y sentimientos. Y así… un sin fin de alertas y mensajes del sabio/a interior.

¿Que hacemos hoy?

Quiero invitarte a que busques un momento de tranquila soledad y te revises. Repasa rápidamente tu vida, como si fuera un película estas viendo. Desde lo que recuerdes de tu niñez, hasta hoy. Y date cuenta de cuánto has estado pendiente de ti. De cuánto has escuchado a tu cuerpo. Quizás solo lo hiciste en la pre adolescencia, pero por vanidad, porque de alguna manera buscabas complacer a los otros, pertenecer a un estándar (un deseo que pierde todo el sentido con el paso de los años). O quizás detectes en qué momento dejaste de prestarte la atención debida y puedas ver qué pasó desde entonces.  Quizás no lo hiciste nunca. Y si no lo hiciste, no pasa nada!! tranquila!!

Lo importante es que estás despertando hoy <3.

 

Rituales para mejorar fertilidad y la vida

Te he dicho muchas veces que la fertilidad es una suma de factores en juego. Por lo tanto para poder despertar la fertilidad hay que trabajar varias áreas. Lo que quiero entregarte ahora son acciones que, en conjunto, te ayudarán a cambiar tu energía y desbloquearte para mejorar tu capacidad gestora.

Super importante!: La tendencia es volver a lo menos/lo más básico. Deja de buscar recetas complejas o con ingredientes exóticos. Busca lo que tienes a la mano. La naturaleza es tan sabia que pone a nuestra completa disposición elementos que nos ayudan a sanar Esta es la magia de lo simple.

Aquí van:

  1. Cada mañana has cuatro respiraciones profundas. En la primera: inhala por la nariz sintiendo como se inunda de aire tu pecho y exhala por la nariz; en la segunda: inhala profundo y en la exhalación elimina por la boca alguna realidad que te esté impidiendo comenzar bien la mañana, imaginando que sale de tu cuerpo por la boca; en la tercera respiración: inhala e imagina que entra vida a tu útera, salud y amor, y en la exhalación siente esto. En la cuarta: inhala profundo por la nariz, y exhala agradeciendo la vida.
  2. Cada mañana al levantarte agradece un día más de vida, una útera viva, latiendo. Si no tienes el órgano físico, está de todas maneras el órgano energético. Pon tus manos sobre tu pelvis.
  3. Bebe a diario y en ayunas un vaso de agua tibia, con limón, jengibre y una cucharadita de vinagre de manzana. Si no tienes jengibre: sólo limón… si no tienes vinagre: limón… si no tienes limón: vinagre. Recuerda: volviendo a la magia de lo simple.
  4. Agrega a tu dieta diaria, un puñado (tuyo!) de frutos secos. Si crees que engordan… sí, es cierto, pero solo si comes medio kilo diario, de lo contrario solo te aportan beneficios. Si te los comes sin poder detenerte porque son muy deliciosos, con el tiempo te darás cuenta que al pasar a ser parte de tu dieta, podrás ingerir una porción mesurada, sin ansiedad!.
  5. En algún momento del día, «suelta» el control de algo. Y ve como te sientes. Por ejemplo: yo, suelto el control sobre el cómo «debe» mi compañero de vida, vestir/alimentar/hacer dormir, a nuestro hijo. Sintiendo: él lo hace perfecto a su manera. Aunque cueste, decido soltar. Prueba. Verás que es aliviador.
  6. Cada noche frente al espejo mírate a los ojos y di «me encanta lo … que soy«. (Elige cada noche algo nuevo. Por ejemplo: «me encanta lo fértil/creadora que soy».  Para que el cuerpo responda, crea primero esta realidad en tu mente). Y luego di: «Agradezco y dejo ir lo … que soy» (elige algo que no te agrade).

Cuándo cambiamos hábitos incorporando acciones que yo intenciono como sanadoras y potenciadoras de …, cambia nuestra mente, cuerpo y espíritu. 

No me creas. Compruébalo tu misma.

Un abrazo enorme.

*La imagen corresponde al árbol sagrado que está en mi patio. Intenciono mis deseos y miedos en él y mira que frutos mas lindo me da 😉 . Amo profundamente y disfruto lo simple que la naturaleza pone en mi hogar.

 

 

En momentos difíciles, nuestros salvavidas.

Salvavidas:

Salva-vidas, rescata vidas, quien pone a salvo y libera de un riesgo.
Te preguntarás ¿qué onda?… y … no! no es un tema relacionado con las vacaciones, ahora que estamos a pleno verano en Chile.
Si no que quiero hablarte de los salvavidas, pero de nuestros salva-vidas.

¿Cuál o cuáles son tus salvavidas? ¿Los tienes identificados?

El fin de semana un amigo redujo una idea en estas pocas y precisas palabras: «los hombres arman y procesan los conflictos interna-mente; y las mujeres elaboran el conflicto cuando lo expresan con palabras/hablan». Simple y directo!.

Y sí, es así. Las mujeres necesitamos hablar para: desarrollar nuestras ideas o conflictos, para entender qué realmente nos aproblema, para resolver dudas internas y para acercarnos a la solución. Y cuándo internalizamos y aceptamos (sin crítica, sin «porqué soy así…») esta idea, nos es más fácil el camino para encontrar el salva-vidas vital que todos necesitamos.

Sin ir más lejos, esto se traduce en buscar con quien conversar, sin miedo a la crítica o a que te juzguen y te escuchen de manera desinteresada. ¿Para qué? para vaciarnos. Así de simple. Te he recordado que todo es energía y si no está afuera, está dentro y muchas veces dañándonos. Y hablar lo que nos pasa o no nos pasa es vital para descargar. Y con este acto tu inconsciente lee «…esto (x) salió y ya no nos consume energía y podemos darle cabida a otras ideas o vivencias». ¿me sigues?.

Este es un ejemplo de salva-vidas del que te hablo.  Pero bueno, este post va más allá de eso.

Por un lado es importante que las mujeres tengamos presente el concepto de sororidad siempre y podamos escucharnos amorosamente. Y por otro lado tenemos que ser capaces de identificar nuestro salva-vidas que va más allá de tener quien nos escuche.

Cuando te digo salva vidas quiero invitarte a que revises o hagas un listado mental o escrito de cuales personas, situaciones o acciones, son tu salva-vidas. Y no basta con tener la amiga de confianza que te escucha, sino tener la amiga de confianza que te escucha pero que te hace sentir única en el mundo. ¿me entiendes?.

Esto te puede parecer un tema sin mayor importancia, pero de seguro no te has detenido a pensar lo maravilloso y necesario de tener claro: qué es lo que nos rescata. Si no te lo habías preguntado, quizás no lo hayas reconocido aún.

Identificar quien o cual es el momento/acción/lugar que hacen que hacen que te re encuentres con tu propio guía espiritual y vuelvas a nacer. Puede ser estar con alguien, ir a algún lugar, preparar algún ritual, hacer una buena acción, ayudar a algún conocido, etc., etc., etc.. Quiero decirte que es ir al limite máximo de lo que te hace bien. Desde hoy pon más atención a tu corazón y espíritu y date cuenta como reacciona en diferentes lugares, con distintas personas y asi te dará a conocer cuáles son los espacios salva-vidas.

Identifica lo que te de vuelve (y salva) la vida.

Y quise comentarte porque yo antes nunca me había detenido a pensar y a descubrirlo. Y hoy ya lo sé.

La mente nos juega malas pasadas y le damos vuelta a los problemas tanto tanto! que a veces nos vamos metiendo solitas en un hoyo negro. Pero cuando tienes claridad de qué lugar o persona o etc., es capaz de sacarte de ahí, de alguna forma te llega la iluminación y recurres a lo que te hace bien. Pero si no lo tienes claro en tu consciente, tu inconsciente jamas te ayudará a llegar a ese salvavidas.

Así que piénsalo, atesóralo y en los momentos difíciles recurre a tus preciosos salva-vidas. Con gratitud infinita hacia su existencia.

Te abrazo grande.
<3

 

 

Infertilidad y Biomagnetismo

Hoy quiero hablarte de la infertilidad y el biomagnetismo. ¿Cuál es su relación? ¿Cómo puede ayudarnos a mejorar la capacidad del cuerpo para embarazarse?.

 

EL Biomagnetismo es una disciplina creada por el Dr. Goiz, que consiste en aplicar imanes con distintos polos (positivo y negativo), en pares, sobre diferentes puntos del cuerpo. Principalmente para desarmar el ambiente donde viven diversos tipos patógenos (virus, hongos y bacterias) y con ello reestablecer el equilibrio de nuestro cuerpo y su capacidad para autosanarse.

La infertilidad

El dr. Carlos Gibaja  en su web resume alguna de las causas más comunes de infertilidad femenina:

1)     Factores Físicos:

  • Ovulatorio: Cualquier desequilibrio  hormonal  o desorden ovárico puede causar alteraciones de la ovulación, como por ejemplo quistes ováricos, hiperprolactinemia, etc.
  • Tubárico: Las trompas de Falopio desempeñan una función crítica en el proceso reproductivo, cualquier daño a las trompas de Falopio puede producir infertilidad. Principales trastornos que originan infertilidad son: adherencias pélvicas, infección por clamidea tracomatis, hidrosalpinx, infecciones recurrentes cérvico vaginales, ligadura de trompas.
  • Uterino: 5-12% de casos de infertilidad son por defectos uterinos: Endometriosis, miomatosis, sinequias y pólipos uterinos, malformaciones.
  • Embrionario: fallas de la implantación, alteraciones genéticas.

Agrego:

2)      Factor emocional y mental. Ambos potencian o bloquean nuestra fertilidad. El marcado estrés y   ansiedad, inseguridad, culpa, miedo, etc.

3)      Factor energético. No entraré en detalle… Recorre el blog en Sesión Cuerpo Energético 😉

Infertilidad y biomagnetismo

Y si bien hay profesionales que tratan, con imanes, todos los factores que arriba mencioné, según mi opinión y criterio; considero que el Biomagnetismo es preciso para trabajar disfunciones físicas. Porque concretamente al aplicar el magnetismo sobre el cuerpo, se produce una reacción bio-química- f´ísica que reestablece el funcionamiento adecuado.

Para los otros factores recomiendo otras terapias.

Pero cómo funciona??!!

En palabras ultra sencillas:

Primero decir que el universo funciona por polaridad. Eso de que polos opuestos se atraen es aplicable en nuestro cuerpo. Entonces, nuestras células y órganos tienen una polaridad propia, que se ve alterada cuando por ejemplo un tipo de bacteria/hongo/virus se multiplica más de la cuenta. Un común y quizás cercano ejemplo es la Cándida Albicans (hongos vaginales).

Entonces, lo que se logra con la terapia de Biomagnetismo es devolver el ambiente de carga negativa a donde debe ser negativa y de positiva a donde debe ser positivo (en realidad es un equilibrio de PH). Con eso se equilibra el ambiente interno y los patógenos se mueren.

En el caso de las tubas uterinas (Trompas de Falopio) a veces sucede que se invierte su polo y «repelen» al óvulo, de manera que no se produce la condición adecuada para que este óvulo esté en su perfecta ambiente para que pueda recibir al espermio en camino a fecundarlo. Así también el óvulo y el espermio tienen polaridades magnéticas que se atraen (y también polaridades enegéticas Yin y Yang!).

Existen muchisimas enfermedades y disfunciones que son causadas por patógenos  no tenemos la menor idea. Por ejemplo: trastornos de memoria. De saberlo, nos acercaríamos más de prisa al tratamiento con los imanes.

Entre lo que se puede tratar, está:

  • Trastornos hormonales que pueden causar dificultad para embarazarse.
  • Miomas, endometriosis
  • Embarazo ectópico
  • Problemas de irrigación en el hombre
  • Verrugas genitales
  • Infecciones.
  • Etc.

Espero te haya servido este artículo para acercarte un poquito más a conocer algo de esta terapia. Y, por supuesto, recuerda que somos seres integrales, por eso lo más adecuado es una evaluación al detalle de tu caso. Porque quizás el biomagnetismo te ayude mucho a mejorar la fertilidad, pero si la energía se estanca, o las emociones nos controlan, nuevamente se rompe el equilibrio.

Un abrazo!

Anatomía energética y su verdad en la fertilidad.

Te confieso que este fin de año ha sido agotador laboral y emocionalmente y me ha costado dedicarme e inspirarme a escribir, pero bueno….

Y como ha ido lento el movimiento de las energías, siempre es bueno aportar información desde otras visiones conocedoras. Así que quiero dejarte un post que he extraído de la web Sajeeva Hurtado, mi maestra de Respiración Ovárica Alquimia Femenina. Quien explica de una manera concreta la relación que tenemos anatómicamente con las verdades que nos grita el cuerpo emocional.

Te dejo textual, el escrito.
Y nos leemos pronto!! para que nos sigamos acompañando.
Con mucho cariño.
Dany.

Anatomia y fisiologia energética de la vagina y el cuello del utero

La vagina llamada por los taoístas la puerta de jade, es la puerta del templo sagrado, lugar de veneración en varias antiguas culturas, como en la India, la China, el Japón, entre otros. Un órgano tan maravilloso y olvidado por muchas y muchos. Es la puerta de la vida, y como tal debe ser cuidada y amada, es a través de ella que recibimos la vida y que entregamos la vida.

La mujer suele tener varios bloqueos en esta zona que generalmente vienen de introyectos sociales o huellas de la vida relacionados con recuerdos.

Es muy importante la elasticidad de la vagina, su importancia va más allá de su anatomía, está dada también por la voluntad de la mujer: si la mujer sostiene su vagina cerrada energéticamente la vida no podrá pasar a través de ella, las penetraciones serán dolorosas y en muchos casos hasta generará psicosomáticamente alergias, hongos y enfermedades que cumplan su cometido: no dejarse penetrar.

A las mujeres desde chiquitas se nos enseña a mantener las piernas cerradas, la espalda derecha y el abdomen hacia adentro esto nos hace perder la movilidad y elasticidad tanto en vagina como en útero. Tener las piernas cerradas y las absurdas explicaciones que se nos dan hacen que literalmente cerremos las piernas de por vida: cierro piernas, cierro cuello del útero, cierro útero, cierro vagina es igual a: cierro la boca, la garganta y el corazón. La relación de estos dos conjuntos orgánicos es la misma.

La anatomía femenina tiene sistemas que funcionan energéticamente igual como son boca y vagina, cuello del útero y garganta. Muchas desarmonías del chakra laríngeo tienen que ver con esto. Aprendemos a cerrar y contener, a no entregar, esto desemboca en un bloqueo energético y en dolor.

Muchas mujeres que han sido abusadas y no han podido expresarlo tienen un gran bloqueo en su corazón y útero, porque su puerta de jade fue violentada y selló sus labios, con el abuso su corazón fue roto y selló su boca. El poder afrontar terapéuticamente el caso, expresar y manifestar lo que sucedió, libera la energía de la garganta y libera el corazón como libera la vagina abriendo la puerta de la vida.

El cuello del útero es el canal de comunicación, es el equivalente a la garganta por donde pasa la palabra que viene del corazón y se abre en la boca. Por el cuello del útero pasa la vida que se gestó en el útero y se abre en la vagina, es por eso que hacer conciencia de él es tan importante, hacer ejercicios que lo relajen y lo abran y que nos conecten con el soltar, muchas mujeres que tienen problemas en el cuello del útero se dan cuenta en terapia que tienen una energía avara dentro suyo, esto es falta de confianza y fe, creen que si aflojan y sueltan van a perder, entonces sostienen la tensión y el canal cerrado para protegerse de perder, es una actitud bastante controladora, si no abrimos el canal de paso nada puede irse y dejarnos, pero tampoco hay como recibir nada nuevo.

En los casos de infertilidad muchas veces hemos experimentado que con tan solo relajar la vagina y el cuello del útero con lograr comunicarse y fundirse con la energía de abundancia universal mágicamente las mujeres quedan embarazadas pues al soltar el miedo y la codicia de tener pueden permitirle a la vida por si misma suceder sin depender de su energía controladora.

Relajar el cuello del útero y permitirse ser penetrada es un gran paso para conectarse con la energía femenina, para muchas mujeres que tienen patrones de comportamiento muy masculinos, meditar en su vagina y su cuello del útero es muy reconciliador pues la energía Yin es eso: una energía suave que se abre y recibe. Abordaremos este tema profundamente cuando hablemos de fertilidad.

Estudiar la anatomía del cuello del útero ha sido fascinante porque descubrí algo hermoso: es un pene invertido, es ¡la casita del pene! Es hermoso verlo así, ver que somos tan perfectos los seres que estamos diseñados como complemento perfecto del otro, a mí eso me lo enseñó esta comprensión, es grandioso ver como la anatomía en su aspecto más científico, puede contener enseñanzas tan profundas y mágicas. El cuello del útero tiene esa perfecta energía femenina que recibe, acoge, contiene y recibe la maravillosa energía masculina, que llena, penetra, entrega y sostiene. Es perfecto y si logramos sentirlo así ellos también se sentirán así cuando entren en nosotras y los recibamos llenitas de esa energía. Después del encuentro el útero está tan abierto y sensible que también sabrá abrirse y dejar salir todo lo que no quiere contener.

Por qué no logro embarazarme. Lo que una torre de piedras me enseñó.

Por qué no logro embarazarme. Me preguntaba cuantas veces nos hemos desviado del camino. Dicen que el camino es uno hacia el destino que esperamos. Pero ¿cuánto nos desviamos del camino antes de llegar a la senda correcta?.

Fuimos a la playa el fin de semana y quiero contarte que en un momento me propuse armar una torre de piedras y un proyecto tan simple me mostró algunas verdades en relación a cómo nos tomamos los desafíos.

La partida

Para mi torre, comencé a apilar las piedras más lindas y llamativas que encontré a menos de 30 cms de mi mano. El resultado fue el intento de una fallida torre.

Luego en el segundo intento de hacer una torre, escogí las piedras más grandes que estaban cerca mío, creyendo que tendrían mayor firmeza y darían más estructura a la torre. No resultó.

El tercer intento ya fue con mayor tenacidad, queriendo vencer el desafío de algo «tan fácil» que no me resultaba y decidí tomarme unos momentos para mirar atentamente las piedras que estaba escogiendo e identicar cuál era el problema. Básicamente: la piedras no eran las correctas! lógico!.

Y para el cuarto intento, decidí dejar el estado de reposo de mi cuerpo, arrebosado de pereza, y levantarme a reunir las piedras precisas para mi propósito. Escogí las piedras que mayor soporte darían a la base de mi proyecto. Recogí unas piedras grandes y pequeñas (en la variedad está lo completo). Y finalmente reuní las piedras que me parecieron menos atractivas y que más esfuerzo significaron encontrar, por forma o color, pero que pintaban ser las precisas para sostener la torre.

Y así fue como logré mi torre de piedras en un día cualquiera de paseo a la playa.

Mi fertilidad y mi proyecto

Pero ¿Qué tiene que ver esto con mis proyectos de mejorar la fertilidad? (o cualquier proyecto) estarás pensando. Pues mucho!.

Si a toda la historia que te conté arriba, le cambias la palabra piedra por persona o acción, te darás cuenta que el armar la simple torre se transformó en una fábula. Que nos muestra cuán cómoda/o estamos al momento de querer conseguir algún propósito.

Muchas veces buscamos lo que está «a la mano» que no implique mover(nos), que no signifique re-mover dolores, sensaciones, pensamientos, culpas, resentimientos, etc…Pero lamentablemente así no pasa nada.

¿Por qué no logro embarazarme?

Y frente a esta pregunta, puedo decirte que:

Muchas veces seguimos haciendo lo mismo queriendo conseguir resultados diferentes.

Reflexionemos

Para levantar un edificio hay que limpiar el terreno, botando mucho de lo construido que hoy sólo impide construir algo mejor, deshaciéndonos de todo lo que nos impida tener un terreno apto. A veces hay que cavar profundo, limpiar una y otra vez, recoger escombros y aplanar. Es un trabajo grande que requiere valentía y cooperación, pero necesario para poder reconstruir algo mejor.

De seguro me podrías decir: «yo he hecho de todo». Pero te he contado que hay cuatro cuerpos que cuidar y sanar para embarazarnos, entonces pregúntate ¿cuál de ellos no estoy atendiendo? ¿estoy haciendo lo mismo de siempre, o realmente estoy haciendo cosas diferentes para obtener un cambio?, ¿dónde puede está mi barrera?.

Después de esta «revelación» de mi torre de piedras, me di cuenta que en algunas cosas a veces tiendo a hacer lo mas fácil y cómodo.  Y eso no me permite el cambio necesario para conseguir lo que quiero.

¿y tu?

Con amor, Dany.