Tag

destacado

Browsing

Respiración Ovárica alquimia femenina

Que lindo es vivir un proceso propio, aprender, internalizar y luego poder enseñarlo y acompañar.

Vi esta foto y me contagio de nuevo con la sabiduría y alegría de Sajeeva y me di cuenta que no había publicado sobre este profesorado!!. Y con el corazón contento, les cuento que tener esta certificación en ROAF fue un proceso duro, lleno de altos y bajos, de luces y sombras, donde muchas veces preferimos no mirar, ni menos enfrentarlas para sanar. Pasamos por aprendizajes intensos y una tesis con trabajo propio lleno de responsabilidad y compromiso.

Pese a lo intenso, el profesorado es muy completo y precioso. Ayuda a comprender que el potencial femenino está muchas veces dormido, porque simplemente nos dejamos de ocupar de él, pero está!

Que es la Respiración Ovárica Alquimia Femenina

Terapia creada por Sajeeva Hurtado

Los ovarios, el útero y los senos son la parte de la anatomía femenina con más potencial energético de todo el organismo, es allí donde se encuentra intrínsecamente la semilla de la vida.La técnica de respiración ovárica, reúne diferentes secuencias que nos ayudan a contactar con esta energía para aprender a utilizarla en pos de nuestra propia sanación.
Es un proceso de sensibilización, conciencia, limpieza y purificación energética. Una vez tomado el contacto con esta energía entramos en una segunda faceta de distribución y sanación alquímica. Este proceso nos permite mantener el flujo energético de nuestro cuerpo fluido y libre y así no sólo prevenir y tratar enfermedades si no también vivir una vida más plena y fértil, al decir fértil nos referimos al sentido más amplio de la palabra, no sólo a concebir hijos físicos.

La mujer es la fuente creativa del universo, es el gran útero creador, donde todo lo que se siembra florece. Esa energía que solventa la vida proviene de los óvulos que se generan en los ovarios.

Cuando una mujer sede su poder, o sea, sede su energía creativa (sexual) y se deja penetrar indiscriminadamente, no sólo por hombres variados si no por el entorno, llena sus distintos cuerpos de una capa energética densa que consume su energía vital y la aleja de su poder personal, el cual es por naturaleza el poder de la creación. Contactar de nuevo con nuestro poder personal activa inmediatamente al sanador o maestro interior que es realmente en quien nos debemos apoyar para realizar el tránsito de esta vida alineadas con nuestra misión.
En la práctica de la respiración, tanto en consulta como en grupo nos orientamos a llevar a la practicante a alinear la mente, las emociones y el cuerpo y a través del contacto con uno de ellos poder desbloquear los otros, retomando la unidad y llevando a la persona a la integración de sus distintas partes.

El cuerpo grita. ¿Pero cuándo dejamos de escucharlo?

Después de un intenso día de trabajo  y difícil emocionalmente. No puedo dejar de compartir mis reflexiones contigo. ¿En qué momento nos dejamos de conectar?, ¿En qué momento dejamos de vernos? ¿En qué momento dejamos de creer? ¿En qué momento dejamos de sentir(nos)?.

¿Desde cuándo empezamos a vivir fuera de nosotras?

Cada historia de mis pacientes me hace reafirmar el hecho de que vivimos sin prestarle atención (atención: Aplicación voluntaria de la actividad mental o de los sentidos a un determinado estímulo u objeto mental o sensible); a las señales sabias que nos da el cuerpo. Y muchas veces es más cómodo hacernos las sordas y las ciegas y seguir la vida sin «resaltos». Pero si nos dedicáramos unos momentos a sentir que nos dice el cuerpo y nuestra alma sobre el cómo estamos viviendo, de seguro evitaríamos muchas enfermedades que se manifiestan con el tiempo.

Nadie nos enseña a vivir en consciencia.

Eso debería enseñarse en las familias, desde que los niños tienen reconocimiento de su cuerpo y luego de sus emociones y respuestas corporales. Parece innecesario enseñarle esto a un niño que poco entiende pero creo todo lo contrario, ellos están más despiertos que nosotros. Y ese niño sin consciencia de sí mismo, será un adulto sin consciencia de sí mismo. Así que mi reflexión es en ese sentido, convertirse en un mensajero. No solo de los niños, si no de los adultos que tenemos alrededor.

De seguro si nos enseñaran a vivir en consciencia y conexión con mi cuerpo, que nos duelo, que nos hace mal, que queremos; desde pequeños, incluso en el jardín infantil, evitaríamos: conseguir trabajos que sólo alimenten el ego y nos dañen el alma. No aceptaríamos tratos menospreciativos. Nos liberaríamos de creencias y tratos misógenos. No negaríamos y respetaríamos nuestra dulzura y sensibilidad de mujer, que tan mal mirada está. Descubriríamos a tiempo muchas enfermedades que han llegado a manifestarse por negar emociones y sentimientos. Y así… un sin fin de alertas y mensajes del sabio/a interior.

¿Que hacemos hoy?

Quiero invitarte a que busques un momento de tranquila soledad y te revises. Repasa rápidamente tu vida, como si fuera un película estas viendo. Desde lo que recuerdes de tu niñez, hasta hoy. Y date cuenta de cuánto has estado pendiente de ti. De cuánto has escuchado a tu cuerpo. Quizás solo lo hiciste en la pre adolescencia, pero por vanidad, porque de alguna manera buscabas complacer a los otros, pertenecer a un estándar (un deseo que pierde todo el sentido con el paso de los años). O quizás detectes en qué momento dejaste de prestarte la atención debida y puedas ver qué pasó desde entonces.  Quizás no lo hiciste nunca. Y si no lo hiciste, no pasa nada!! tranquila!!

Lo importante es que estás despertando hoy <3.

 

Sexo para la fertilidad. Claves para poner en práctica.

Cuanta conexión hemos perdido!, solamente por desviar la mirada a otro foco de atención. Cuánta falta de deseo existe hoy entre las parejas. Cuánto propósito hemos desviado en el sexo. Hoy quiero dejarte dos claves importantes para poder despertar el deseo, la conexión y complicidad lúdica con tu pareja. Cuándo el propósito es que llegue el bebé nos alejamos de la esencia pura del acto sexual y rompemos el vinculo sano y perfecto entre nosotros y nuestra pareja. Recordemos que un sexo amoroso y consciente, estimula la fertilidad.

Dos claves sencillas, pero tan poderosas que debes probar.

 

En mis clases de la universidad, hubo una frase que me marcó para siempre, porque es la clave de la buena comunicación: mirarse es un acto simple pero primordial para que se establezca el contacto entre un emisor y un receptor. Clarito como el agua. Y si llevamos esto a la comunicación (también sexual) con la pareja, que podemos decir?

¿Cuánta dedicación regalas a tu pareja simplemente por darle tu mirada atenta, recibiendo a través de tus ojos, pero sintiendo con todo tu cuerpo lo que el te está entregando?.

Los ojos

Los ojos son la puerta de entrada del mundo a nuestro cuerpo.

Para volver a encontrar la conexión energética entre una pareja, debemos dejar que el otro nos penetre energética y emocionalmente: primero por nuestros ojos. En este acto dejamos que empiece a trazarse un lazo de complicidad que puede llevar a #despertarlafertilidad. Le damos permiso para para que entre y participe de una nueva creación, primero por los ojos. Pero…

¿Cuántas veces hacemos el amor con la luz apagada y/o con los ojos cerrados?

Quiero invitarte a que pruebes, que sucede en tí, cuando te conectas intencionalmente con una mirada, a tu pareja. Percibe que siente tu cuerpo, que te comunica. Y date cuenta que muchas veces es sólo una mirada que despierta el deseo.

Y porque te estoy diciendo esto, porque sé que cuando estamos persiguiendo el sueño de un bebé, dejamos de mirarnos por amor/deseo/instinto y nos miramos con intención/propósito/control, ¿me sigues?. Pero es importante que primero exista la pareja para que luego el bebé se decida a llegar.

Te invito a que acuerdes con tu pareja, mirarse más a los ojos, sin agresividad ni control, sino con amor y receptividad a lo que me quiere dar el otro. Hazlo también cuando tengan sexo: verás que en ese momento, mirar a los ojos, será muy distinto.

La respiración

Explora sobre el cómo es tu respiración cuando estas nerviosa, cuando estas conversando con tu pareja, cuando estas sola, cuando estas deseosa.

Respirar con intención, nos transporta al presente, acalla el mundo mental, nos puede aportar sensualidad, mucha sensibilidad y conecta con la esencia de nuestra energía vital.

 

La respiración natural (circular y efectiva) es realmente un masaje en la pelvis que activa nuestros motivación y centros sexuales. Despejando y despertando todo el eje central de nuestro cuerpo: garganta, corazón, plexo solar, vientre y genitales, convirtiendo nuestro útero en un gran cuenco receptivo.

Cualquiera que sea el grado de conciencia que aportes a la respiración antes de hacer el amor, supondrá un incremento en el contacto con tu pareja y calidad del encuentro sexual.

Un ejercicio muy útil: previo a recibir a tu pareja (llegue a casa por ejemplo), dedícate a estar acostada, tranquila por unos 5 a 10 minutos, solamente respirando y sintiendo como tu cuerpo reacciona. De seguro tendrás una mejor disposición en todo sentido, al momento del encuentro.

Cuando yo me hice consciente de estas dos claves, dije «naaaah que fácil, respirar y abrir los ojos, eso lo hago siempre» y no! no es tan fácil cuando le pones una amorosa intención.

Espero que te hayan gustado estas dos claves, has tu la prueba!. En teoría suena fácil y sencillo… ya verás en la práctica!.

Con Cariño
Dany.

**Este post fue inspirado en el Libro Tantra amor y sexo.

 

Como quedar embarazada – Mi proceso y mi falta.

Estuve recordando que otra situación viví durante mi proceso de quedar embarazada. Y fue algo que me hace un sentido diferente hoy, porque de nuevo la vida me lo muestra. Mi fortaleza y debilidad para enfrentar sola la situación. Pero estuve equivocada y hoy te cuento para que a tiempo lo veas tu.

Recuerdo que la cantidad de emociones con las que compartía día a día eran un torbellino difícil de superar. Entre la ansiedad y la desesperanza pasando por todos los estadios intermedios. Y me di cuenta que es necesario dejar la capacidad de auto-soportarnos. Que quiero decir…

Por lo general las mujeres nos hemos vuelto nuestras propias heroínas, y es genial, pero creo a veces sí debemos darnos el permiso del rescate de alguien y no hay nada de malo en eso.

«No quiero preocuparlo»

Yo era (o soy!) de las que me las arreglo solita con mis «torbellinos» emocionales, pero resulta que con situaciones tan importantes como el querer ser madre/padre, la cuestión es de a dos. Y no necesariamente de dos personas si no de dos energías (bueno ya te he hablado de eso!). Pero es importante soltar la autosuficiencia. El «yo puedo sola», «yo me las arreglo», «estoy mal y se me va a pasar» etc., etc., etc., ¿te suenan esas frases??. Y el soltar este super poder femenino no significa ser débil, como nos han enseñado a creer, sino que es reconocer que la debilidad es también fortaleza. Porque si no tenemos una no podremos llegar a la otra.

Cuando estuve en proceso de quedar embarazada A mi me pasó mucho que en el momento me sentía con la tremenda (auto) culpa de no poder embarazarme, me las llevaba sola. Una y otra y otra vez. Porque «yo podía con todo sola». Y así me comí tantas emociones que a la larga me dañaron más.

Pero te repito, soltar la fortaleza y reconocer debilidad en nosotras, nos hace más fuertes, porque nos abrimos a la verdad de que somos seres simbióticos (necesitamos del otro/a). Y decir «estoy mal, no puedo más» hace muy participe al otro quitándote un peso a ti, y  permite nutrirte y cargarte de la energía y sabiduría del otro.

«No me va a entender»

A mi me pasa a menudo que me escucho diciendo «no quiero darle problemas» «no quiero preocuparlo/s», «mejor no cuento nada de lo que me pasa». PERO! con esos pensamientos y sentimientos:

Primero: anulo la capacidad de un/a otro/a de que sí puede sostenerme. Y no le doy ese permiso, que hace crecer tanto las relaciones de pareja, amigos, familia.

Segundo: anulo mis sentimientos, diciéndole a mi inconsciente que el otro vale más que yo, y lo que yo siento y me daña es menos importante. Y eso es muy fatal para nosotros/as.

Tercero: escondo debajo de la alfombra mis sentimientos/emociones que se acumulan y acumulan, hasta que por lo general se transforman en rabia que crece y crece y cuesta más manejar.

Cuarto: nos negamos a la posibilidad de que sí nos entiendan. Y si es que no lo hacen… el alivio de hablar sobre el cómo estas, es suficientemente reparador.

Y sabes? mi mayor lección ha sido: en realidad no busques que te entiendan (sobre todos los hombres, que amamos!, pero que no sienten igual que nosotras), busca que estén, ahí al lado, tomándote la mano, abrazándote.

Eso muchas veces es tan recargador de pilas que es suficiente para alentarnos a seguir.

 

Anatomía energética y su verdad en la fertilidad.

Te confieso que este fin de año ha sido agotador laboral y emocionalmente y me ha costado dedicarme e inspirarme a escribir, pero bueno….

Y como ha ido lento el movimiento de las energías, siempre es bueno aportar información desde otras visiones conocedoras. Así que quiero dejarte un post que he extraído de la web Sajeeva Hurtado, mi maestra de Respiración Ovárica Alquimia Femenina. Quien explica de una manera concreta la relación que tenemos anatómicamente con las verdades que nos grita el cuerpo emocional.

Te dejo textual, el escrito.
Y nos leemos pronto!! para que nos sigamos acompañando.
Con mucho cariño.
Dany.

Anatomia y fisiologia energética de la vagina y el cuello del utero

La vagina llamada por los taoístas la puerta de jade, es la puerta del templo sagrado, lugar de veneración en varias antiguas culturas, como en la India, la China, el Japón, entre otros. Un órgano tan maravilloso y olvidado por muchas y muchos. Es la puerta de la vida, y como tal debe ser cuidada y amada, es a través de ella que recibimos la vida y que entregamos la vida.

La mujer suele tener varios bloqueos en esta zona que generalmente vienen de introyectos sociales o huellas de la vida relacionados con recuerdos.

Es muy importante la elasticidad de la vagina, su importancia va más allá de su anatomía, está dada también por la voluntad de la mujer: si la mujer sostiene su vagina cerrada energéticamente la vida no podrá pasar a través de ella, las penetraciones serán dolorosas y en muchos casos hasta generará psicosomáticamente alergias, hongos y enfermedades que cumplan su cometido: no dejarse penetrar.

A las mujeres desde chiquitas se nos enseña a mantener las piernas cerradas, la espalda derecha y el abdomen hacia adentro esto nos hace perder la movilidad y elasticidad tanto en vagina como en útero. Tener las piernas cerradas y las absurdas explicaciones que se nos dan hacen que literalmente cerremos las piernas de por vida: cierro piernas, cierro cuello del útero, cierro útero, cierro vagina es igual a: cierro la boca, la garganta y el corazón. La relación de estos dos conjuntos orgánicos es la misma.

La anatomía femenina tiene sistemas que funcionan energéticamente igual como son boca y vagina, cuello del útero y garganta. Muchas desarmonías del chakra laríngeo tienen que ver con esto. Aprendemos a cerrar y contener, a no entregar, esto desemboca en un bloqueo energético y en dolor.

Muchas mujeres que han sido abusadas y no han podido expresarlo tienen un gran bloqueo en su corazón y útero, porque su puerta de jade fue violentada y selló sus labios, con el abuso su corazón fue roto y selló su boca. El poder afrontar terapéuticamente el caso, expresar y manifestar lo que sucedió, libera la energía de la garganta y libera el corazón como libera la vagina abriendo la puerta de la vida.

El cuello del útero es el canal de comunicación, es el equivalente a la garganta por donde pasa la palabra que viene del corazón y se abre en la boca. Por el cuello del útero pasa la vida que se gestó en el útero y se abre en la vagina, es por eso que hacer conciencia de él es tan importante, hacer ejercicios que lo relajen y lo abran y que nos conecten con el soltar, muchas mujeres que tienen problemas en el cuello del útero se dan cuenta en terapia que tienen una energía avara dentro suyo, esto es falta de confianza y fe, creen que si aflojan y sueltan van a perder, entonces sostienen la tensión y el canal cerrado para protegerse de perder, es una actitud bastante controladora, si no abrimos el canal de paso nada puede irse y dejarnos, pero tampoco hay como recibir nada nuevo.

En los casos de infertilidad muchas veces hemos experimentado que con tan solo relajar la vagina y el cuello del útero con lograr comunicarse y fundirse con la energía de abundancia universal mágicamente las mujeres quedan embarazadas pues al soltar el miedo y la codicia de tener pueden permitirle a la vida por si misma suceder sin depender de su energía controladora.

Relajar el cuello del útero y permitirse ser penetrada es un gran paso para conectarse con la energía femenina, para muchas mujeres que tienen patrones de comportamiento muy masculinos, meditar en su vagina y su cuello del útero es muy reconciliador pues la energía Yin es eso: una energía suave que se abre y recibe. Abordaremos este tema profundamente cuando hablemos de fertilidad.

Estudiar la anatomía del cuello del útero ha sido fascinante porque descubrí algo hermoso: es un pene invertido, es ¡la casita del pene! Es hermoso verlo así, ver que somos tan perfectos los seres que estamos diseñados como complemento perfecto del otro, a mí eso me lo enseñó esta comprensión, es grandioso ver como la anatomía en su aspecto más científico, puede contener enseñanzas tan profundas y mágicas. El cuello del útero tiene esa perfecta energía femenina que recibe, acoge, contiene y recibe la maravillosa energía masculina, que llena, penetra, entrega y sostiene. Es perfecto y si logramos sentirlo así ellos también se sentirán así cuando entren en nosotras y los recibamos llenitas de esa energía. Después del encuentro el útero está tan abierto y sensible que también sabrá abrirse y dejar salir todo lo que no quiere contener.

Por qué no logro embarazarme. Lo que una torre de piedras me enseñó.

Por qué no logro embarazarme. Me preguntaba cuantas veces nos hemos desviado del camino. Dicen que el camino es uno hacia el destino que esperamos. Pero ¿cuánto nos desviamos del camino antes de llegar a la senda correcta?.

Fuimos a la playa el fin de semana y quiero contarte que en un momento me propuse armar una torre de piedras y un proyecto tan simple me mostró algunas verdades en relación a cómo nos tomamos los desafíos.

La partida

Para mi torre, comencé a apilar las piedras más lindas y llamativas que encontré a menos de 30 cms de mi mano. El resultado fue el intento de una fallida torre.

Luego en el segundo intento de hacer una torre, escogí las piedras más grandes que estaban cerca mío, creyendo que tendrían mayor firmeza y darían más estructura a la torre. No resultó.

El tercer intento ya fue con mayor tenacidad, queriendo vencer el desafío de algo «tan fácil» que no me resultaba y decidí tomarme unos momentos para mirar atentamente las piedras que estaba escogiendo e identicar cuál era el problema. Básicamente: la piedras no eran las correctas! lógico!.

Y para el cuarto intento, decidí dejar el estado de reposo de mi cuerpo, arrebosado de pereza, y levantarme a reunir las piedras precisas para mi propósito. Escogí las piedras que mayor soporte darían a la base de mi proyecto. Recogí unas piedras grandes y pequeñas (en la variedad está lo completo). Y finalmente reuní las piedras que me parecieron menos atractivas y que más esfuerzo significaron encontrar, por forma o color, pero que pintaban ser las precisas para sostener la torre.

Y así fue como logré mi torre de piedras en un día cualquiera de paseo a la playa.

Mi fertilidad y mi proyecto

Pero ¿Qué tiene que ver esto con mis proyectos de mejorar la fertilidad? (o cualquier proyecto) estarás pensando. Pues mucho!.

Si a toda la historia que te conté arriba, le cambias la palabra piedra por persona o acción, te darás cuenta que el armar la simple torre se transformó en una fábula. Que nos muestra cuán cómoda/o estamos al momento de querer conseguir algún propósito.

Muchas veces buscamos lo que está «a la mano» que no implique mover(nos), que no signifique re-mover dolores, sensaciones, pensamientos, culpas, resentimientos, etc…Pero lamentablemente así no pasa nada.

¿Por qué no logro embarazarme?

Y frente a esta pregunta, puedo decirte que:

Muchas veces seguimos haciendo lo mismo queriendo conseguir resultados diferentes.

Reflexionemos

Para levantar un edificio hay que limpiar el terreno, botando mucho de lo construido que hoy sólo impide construir algo mejor, deshaciéndonos de todo lo que nos impida tener un terreno apto. A veces hay que cavar profundo, limpiar una y otra vez, recoger escombros y aplanar. Es un trabajo grande que requiere valentía y cooperación, pero necesario para poder reconstruir algo mejor.

De seguro me podrías decir: «yo he hecho de todo». Pero te he contado que hay cuatro cuerpos que cuidar y sanar para embarazarnos, entonces pregúntate ¿cuál de ellos no estoy atendiendo? ¿estoy haciendo lo mismo de siempre, o realmente estoy haciendo cosas diferentes para obtener un cambio?, ¿dónde puede está mi barrera?.

Después de esta «revelación» de mi torre de piedras, me di cuenta que en algunas cosas a veces tiendo a hacer lo mas fácil y cómodo.  Y eso no me permite el cambio necesario para conseguir lo que quiero.

¿y tu?

Con amor, Dany.

Potenciar la fertilidad en movimiento.

Hoy, considero importante, recordarte algo que nos viene como tirón de orejas: el movimiento. Y si te preguntas que tiene que ver con potenciar la fertilidad, puedo decirte que tiene todo que ver!. La naturaleza del cuerpo es moverse para que nuestras hormonas y sistemas funcionen en armonía. Y por supuesto el estilo de vida nos tiende a llevar a la quietud física y el estrés mental. Muy mala combinación.

**Quise mostrarte esta foto, porque retrata un baile que evoca tantos lindos recuerdos <3

Mover se

Moverse es: alterar el estado de tu cuerpo para producir algún tipo de cambio. Es dejar fluir la memoria de que en nosotros existe un ritmo natural ondulante y comunicante. Es hacer ejercicio. Es predisponer al cuerpo a que recuerde que somos naturaleza (y que la naturaleza es perfecta y armónica). Moverse es vibrar con lo que soy dentro y lo que recibo de afuera.

Movimiento es (para) mantenernos vivos.

Que hacer para potenciar la fertilidad.

¿Te ha pasado que descansas y aún te sientes cansada/o?, esto también podría deberse a la falta de movimiento. La naturaleza es dinámica y si rompemos con esa condición, producimos un desequilibrio que por ejemplo impide el correcto funcionamiento de nuestras hormonas sexuales.

No voy a entrar en profundos detalles de los beneficios del ejercicio porque son muchísimos. Puedes buscar en la web, pero acá te dejo un link y otro más y otro más.

Y tampoco voy a decirte que hagas una hora de ejercicios diariamente o te inscribas a un gimnasio o curso (aunque sería ideal), porque no soy quien para practicar con el ejemplo en este caso!. PERO!

Si mueves tu cuerpo rítmicamente y repetidamente, podrás comenzar o recuperar la conexión con tu intuición y sabiduría. Se mueve el cuerpo y despierta la mente. Cómo!!!??. Sí, al mover el cuerpo puedes conectarte con tus memorias, estas memorias que se alojan en diferentes partes de tu cuerpo. Está en las piernas, el corazón, los brazos, la espalda. Muevo mi cuerpo, muevo mis recuerdos guardados en el cuerpo, emociones y energías estancadas. El beneficio es completo.

¿Has escuchado sobre la biodecodificación?. Dice básicamente, que las enfermedades tienen un origen emocional no tratado, que se manifiesta físicamente en diferentes patologías, sintomas o dolores. Y es así porque, como muchas veces he dicho en este blog, las emociones, pensamientos y sentimientos, son energía que si no se mueven se estancan en alguna parte de tu cuerpo y te dañan.

Que te sugiero

Si no eres tan dedicada al ejercicio físico, tal como yo. Entonces creo que la mejor opción es el baile. Para empezar son sólo 4 a 5 minutos que tu cuerpo tiene el permiso de soltar, de recuperar su movimiento natural y de liberar lo que deba moverse. No te obligues a más. Escoge una canción que te prenda el alma y los pies se te muevan solos y ponla una vez al día y baila como si fuera la mejor canción que hayas escuchado en tu vida. Disfrútala, siéntela. Conecta con lo que le pasa a tu cuerpo mientras bailas. Y sobre todo date el permiso de sentir, lo bueno y lo malo que se mueve dentro de ti. Verás como la percepción también se despierta.

Y anda por parte. Comprométete con 5 minutos diarios pero rigurosamente todos los días y de apoco aumenta. Recuerda que los hábitos toman al menos 20 días en quedarse. Yo voy en 3 canciones.

Animo y a bailar se ha dicho!.

Ah! si no te gusta bailar, te pierdes de mucho 😉 pero no hay probema. Busca alguna actividad que haga mover tu cuerpo ritmicamente, suave y sobre todo amorosamente. Si es ejercicio, busca alguno que no sea «violento» o muy fuerte, para empezar.

Errores cuándo estamos pasando por un diagnóstico (o un periodo) de infertilidad

Cuales son los «errores» cuándo estamos pasando por un diagnóstico, proceso o dificultad en nuestra (in) fertilidad o tardanza en la llegada del bebé. Ahora que puedo verlo en retrospectiva, puedo decirte que es lo que yo hubiese cambiado de mi proceso.

Por ahora te voy a dejar sólo dos, pero creo que son los más importantes de considerar.

Error Nº1: Creerle al médico.

Mis respecto y admiración para estos profesionales, pero! varios me han decepcionado creyéndose Diostores, dueños de la verdad absoluta y sobre todo por la falta de tino para comunicar los diagnósticos. Las palabras son determinantes, porque construyen realidades. Entonces cuando en un estado emocional «inestable», nos dicen «usted no podrá tener hijos», ponemos toda nuestra creencia en que eso es una verdad. Y no, no es así: primero porque para mí, el ser madre está determinado por muchísimos más factores que una dificultad física, como endometriosis, poliquistes o trompas tapadas. Y hoy el acceso a la información te permite buscar apoyo, por ejemplo, de las terapias complementarias que te dan otra visión, apoyo y solución a este diagnostico sólo físico/científico.

Y bueno!… entiendo que los médicos occidentales tradicionales, están enfocados en lo físico/científico; pero es importante entender que es sólo una visión, de una área. Recuerda que somos físico – emocional – mental y energético. Es necesario prestarle atención y ocuparse de todas estas áreas para auto sanarnos.
Verás entonces que  hay más de qué averiguar antes de auto sentenciarnos a «no podré ser madre».

Entonces mi recomendación es buscar la opinión de más de un médico y entender que su visión es del área científica de un estado físico, y buscar opiniones más en el área de la medicina holística. Con eso podrás tener un apoyo y diagnóstico más global para enfrentar la posibilidad de un retraso en embarazarte.

Error Nº2:  Esperar paciente y pasivamente.

Dicen que después de un año de estar intentado ser padres, sin resultado exitoso, hay que empezar con los exámenes y (pre) ocupaciones. Pero: yo te recomiendo empezar a los 4 meses, a preguntarte con paciencia: ¿cómo estoy?, más allá de lo físico/médico.

Primero (y lo más importante): porque eso te da la tranquilidad mental de que tienes tiempo de espera por delante y eso te quita un estrés emocional y físico enorme.

Segundo: porque puedes ocuparte, antes, de estar saludable y sana primero para ti y luego para tu bebé. A veces debemos eliminar, cambiar o incorporar hábitos beneficiosos y eso toma tiempo y costumbre.  Cuándo esté tu cuerpo «ok», el bebé sabrá que puede llegar a una buena casita que lo anide y se apurará!.

Tercero: simplemente porque la búsqueda y llegada de un bebé amerita ocuparse del tema, conversar sobre lo que se espera de ser padres: expectativas, miedos, etc., etc., etc., y en esas conversaciones se mueve mucho la vida y logramos crecer y entender qué realmente queremos o no queremos, como futuros padres o pareja. Y ese crecimiento de los padres, también lo necesita el bebé.

Qué es lo super importante

Uno: Entender que independiente de la edad en la que estés decidiendo e intentando ser madre, hay que tener en cuenta que ser madre es un proceeeeso (por algo el embarazo son 9 meses, no??!), y llegue pronto o tarde, debemos recibirlo preparadas.

No significa estresarte y ponerte ansiosa (desde el principio) pensando que te va a costar el embarazo, simplemente es que con la tranquilidad de tener tiempo, puedas vivirlo de la mejor manera posible.

Dos: Tener la confianza de que al considerar estas dos variables que te comento arriba, te estas ocupando del tema del ser madre de manera activa, tranquila, con tiempo, responsable y sobre todo amorosamente.

Creo que todo esto se pude resumir en

«Una preparación consciente para recibir el embarazo»

Espero te sirvan estos consejos que a mi me hubiese gustado saber.

Un abrazo cariñoso.
Dany.

 

Sanar mi femenina con la belleza de las flores

Quiero contarte sobre la gran ayuda de la naturaleza para equilibrar nuestro ser emocional y físico: las flores. Voy a hablarte sobre 3 de las esencias florales utilizadas para sanar nuestras heridas y desarmonías femeninas y que corresponden a las Flores de California.

  • Venimos desde hace un tiempo ya, luchando contra la esencia del patriarcado, de apocarnos y ponernos en constante desafío de demostrar que sí podemos, sí valemos… etc.. Y en esa lucha muchas veces nos cansamos, desviamos y empezamos a dudar de nuestra femenina, incluso  creyendo que los propios ciclos de la mujer son una complicación y «maldición». Empezamos a aparentar creernos una «super» mujer, pero sin sentirlo realmente.Para una identidad femenina radiante y segura de sí misma; una presencia física arraigada en el cuerpo femenino. Existe esta belleza: 

Alpine Lily

  • A veces nos cuesta mucho enfocar la sexualidad desde la mirada del amor junto con la pasión. Creemos que por tener un elevado deseo de sexo (relaciones sexuales), somos sucias, o «pecadoras», o todo lo feo que tu ya sabes se dice. E inconscientemente nos alejamos del sexo apasionado y lleno de amor, por creer que no pueden convivir juntos. Hacemos lo uno o lo otro. Muchas veces por malas relaciones y experiencias sexuales desagradables o traumáticas.

Esta otra belleza, te ayuda a integrar la calidez del amor, con el gozo de la experiencia sexual.

Hibiscus

Hibiscus-flores-de-california-fertilidad

  • Somos nosotras, nuestras madres, nuestras abuelas y otras mujeres influyentes en nosotras. Muchos de nuestros desajustes emocionales tienen que ver con el cómo nos relacionamos con estas figuras maternas, por lo tanto, si no ha existido o existe un vinculo sano y ultra amoroso con estas mujeres, también nos vemos afectadas.

Para sanar estos vínculos con los amores de mujeres/maternales, existe:

Mariposa Lily

¿Que hermosas no?.
Sabiduría pura de la naturaleza.  Anímate a buscar terapia Floral!

 

 

Elevemos nuestra vibración y seamos un campo fértil

Esta semana me he topado en consulta, con el tema de las bajas energías, las bajas vibraciones. Y me pareció importante destacar o dar a conocer ideas de cómo subir las vibraciones energéticas del cuerpo, que tanta falta nos hace. Te lo diré en palabras sencillas, precisas y  cercanas.

Pero primero:

¿En qué nos beneficia elevar nuestras vibraciones/ondas?

En que nos  sentimos bien, felices y nos volvemos un campo fértil, en todos los sentidos, más sanas y despiertas. Podemos acceder a niveles de conciencia y consecuencia con el hacer, sentir y vivir. Y en que también atraeremos/sintonizaremos (y proyectaremos) vibraciones elevadas y sanadoras. Porque mi estado interior se refleja en mi exterior.

Las vibraciones/ondas del cuerpo están en resonancia con:

Nuestros anhelos cumplidos, nuestro entorno, nuestra conciencia, nuestra coherencia y nuestros actos en general.

Y en la medida que atiendo estas áreas, puedo acceder a manejar y mantener mi nivel vibracional alto.

Pero ¿cómo lo hago? ¿Cómo elevo mis vibraciones?

Acá quiero decirte que mal se cree que elevamos nuestras vibraciones, solamente meditando y siendo más «espirituales», término bien extraño porque, tal como muy bien dijo la Leti querida y así también lo creo:Todos somos seres espirituales, porque todos tenemos espíritu… 

Pero bueno, para elevar las vibraciones y disfrutar de unas sintonías más felices y plenas, debes:

  1. Ser consecuente con lo que quieres y con lo que haces.
    Yo quería embarazarme, pero odiaba las condiciones de mi trabajo e iba «a la rastra» a la oficina. Como supondrás llegaba destruida y media muerta por dentro, en la noche a mi casa. Y el cuerpo gastaba más energía en repararme de este daño que en dedicarse a cumplir mis deseos.
  2. Hacer algo para alimentar tu alma.
    Lo que sea. Leer, tejer, caminar, plantar, etc., lo que sea necesario para que tu ser interior sienta que estamos haciendo algo por ella/el. Un regaloneo. Una tarea pendiente que por mas pequeña e insignificante que sea, está ahí pendiente a que la cumplas.
  3. Rodearte de todos los que te hacen bien y alejarte de quienes te contaminen con envidia, celos, cahuines, etc.. Presta atención a cómo te sientes cuando están con una u otra persona y elige pasar más tiempo con quien te «haga mejor».
  4. Dejar de una vez, las auto críticas super destructivas que nos lanzamos como dardos cada día. Y llenarnos de halagos. Que si te cuesta creerlos: repítelos y repítelos, hasta que tu mente lo acepte como una realidad.
  5. Cambia de una vez lo que no te hace bien o te molesta. Por ejemplo: si eres rabiosa, decide ver el porqué de tu rabia y elige hasta cuando quieres que se quede contigo y te dañe.
  6. Acá van varias juntas: Comer alimentos vivos, llenos de energía; amar tu cuerpo regalándole movimiento; presenciar y apreciar el día a día con gratitud; abrazar algo/alguien que amas; disfrutar de lo simple… y
  7. Meditar.

Como verás el meditar, para mi, está al final de la lista porque si bien es muy importante y necesario hacerlo para subir nuestras vibraciones, ya viste que hay un montón de cosas que ayudan a lograrlo. Nada especial ni difícil de alcanzar. Lejos de lo «complejo», lejos de pedir que nos transformemos en Yogis o seres más «espirituales».

Podemos ser tal cual somos hoy y ocuparnos de elevar nuestras vibraciones para sintonizar con lo positivo del mundo y para realzar nuestra vida feliz y plena.

Nada difícil de poner en práctica, ¿cierto?.
Do it!

Un abrazo.