Tag

destacado

Browsing

Errores cuándo estamos pasando por un diagnóstico (o un periodo) de infertilidad

Cuales son los «errores» cuándo estamos pasando por un diagnóstico, proceso o dificultad en nuestra (in) fertilidad o tardanza en la llegada del bebé. Ahora que puedo verlo en retrospectiva, puedo decirte que es lo que yo hubiese cambiado de mi proceso.

Por ahora te voy a dejar sólo dos, pero creo que son los más importantes de considerar.

Error Nº1: Creerle al médico.

Mis respecto y admiración para estos profesionales, pero! varios me han decepcionado creyéndose Diostores, dueños de la verdad absoluta y sobre todo por la falta de tino para comunicar los diagnósticos. Las palabras son determinantes, porque construyen realidades. Entonces cuando en un estado emocional «inestable», nos dicen «usted no podrá tener hijos», ponemos toda nuestra creencia en que eso es una verdad. Y no, no es así: primero porque para mí, el ser madre está determinado por muchísimos más factores que una dificultad física, como endometriosis, poliquistes o trompas tapadas. Y hoy el acceso a la información te permite buscar apoyo, por ejemplo, de las terapias complementarias que te dan otra visión, apoyo y solución a este diagnostico sólo físico/científico.

Y bueno!… entiendo que los médicos occidentales tradicionales, están enfocados en lo físico/científico; pero es importante entender que es sólo una visión, de una área. Recuerda que somos físico – emocional – mental y energético. Es necesario prestarle atención y ocuparse de todas estas áreas para auto sanarnos.
Verás entonces que  hay más de qué averiguar antes de auto sentenciarnos a «no podré ser madre».

Entonces mi recomendación es buscar la opinión de más de un médico y entender que su visión es del área científica de un estado físico, y buscar opiniones más en el área de la medicina holística. Con eso podrás tener un apoyo y diagnóstico más global para enfrentar la posibilidad de un retraso en embarazarte.

Error Nº2:  Esperar paciente y pasivamente.

Dicen que después de un año de estar intentado ser padres, sin resultado exitoso, hay que empezar con los exámenes y (pre) ocupaciones. Pero: yo te recomiendo empezar a los 4 meses, a preguntarte con paciencia: ¿cómo estoy?, más allá de lo físico/médico.

Primero (y lo más importante): porque eso te da la tranquilidad mental de que tienes tiempo de espera por delante y eso te quita un estrés emocional y físico enorme.

Segundo: porque puedes ocuparte, antes, de estar saludable y sana primero para ti y luego para tu bebé. A veces debemos eliminar, cambiar o incorporar hábitos beneficiosos y eso toma tiempo y costumbre.  Cuándo esté tu cuerpo «ok», el bebé sabrá que puede llegar a una buena casita que lo anide y se apurará!.

Tercero: simplemente porque la búsqueda y llegada de un bebé amerita ocuparse del tema, conversar sobre lo que se espera de ser padres: expectativas, miedos, etc., etc., etc., y en esas conversaciones se mueve mucho la vida y logramos crecer y entender qué realmente queremos o no queremos, como futuros padres o pareja. Y ese crecimiento de los padres, también lo necesita el bebé.

Qué es lo super importante

Uno: Entender que independiente de la edad en la que estés decidiendo e intentando ser madre, hay que tener en cuenta que ser madre es un proceeeeso (por algo el embarazo son 9 meses, no??!), y llegue pronto o tarde, debemos recibirlo preparadas.

No significa estresarte y ponerte ansiosa (desde el principio) pensando que te va a costar el embarazo, simplemente es que con la tranquilidad de tener tiempo, puedas vivirlo de la mejor manera posible.

Dos: Tener la confianza de que al considerar estas dos variables que te comento arriba, te estas ocupando del tema del ser madre de manera activa, tranquila, con tiempo, responsable y sobre todo amorosamente.

Creo que todo esto se pude resumir en

«Una preparación consciente para recibir el embarazo»

Espero te sirvan estos consejos que a mi me hubiese gustado saber.

Un abrazo cariñoso.
Dany.

 

Sanar mi femenina con la belleza de las flores

Quiero contarte sobre la gran ayuda de la naturaleza para equilibrar nuestro ser emocional y físico: las flores. Voy a hablarte sobre 3 de las esencias florales utilizadas para sanar nuestras heridas y desarmonías femeninas y que corresponden a las Flores de California.

  • Venimos desde hace un tiempo ya, luchando contra la esencia del patriarcado, de apocarnos y ponernos en constante desafío de demostrar que sí podemos, sí valemos… etc.. Y en esa lucha muchas veces nos cansamos, desviamos y empezamos a dudar de nuestra femenina, incluso  creyendo que los propios ciclos de la mujer son una complicación y «maldición». Empezamos a aparentar creernos una «super» mujer, pero sin sentirlo realmente.Para una identidad femenina radiante y segura de sí misma; una presencia física arraigada en el cuerpo femenino. Existe esta belleza: 

Alpine Lily

  • A veces nos cuesta mucho enfocar la sexualidad desde la mirada del amor junto con la pasión. Creemos que por tener un elevado deseo de sexo (relaciones sexuales), somos sucias, o «pecadoras», o todo lo feo que tu ya sabes se dice. E inconscientemente nos alejamos del sexo apasionado y lleno de amor, por creer que no pueden convivir juntos. Hacemos lo uno o lo otro. Muchas veces por malas relaciones y experiencias sexuales desagradables o traumáticas.

Esta otra belleza, te ayuda a integrar la calidez del amor, con el gozo de la experiencia sexual.

Hibiscus

Hibiscus-flores-de-california-fertilidad

  • Somos nosotras, nuestras madres, nuestras abuelas y otras mujeres influyentes en nosotras. Muchos de nuestros desajustes emocionales tienen que ver con el cómo nos relacionamos con estas figuras maternas, por lo tanto, si no ha existido o existe un vinculo sano y ultra amoroso con estas mujeres, también nos vemos afectadas.

Para sanar estos vínculos con los amores de mujeres/maternales, existe:

Mariposa Lily

¿Que hermosas no?.
Sabiduría pura de la naturaleza.  Anímate a buscar terapia Floral!

 

 

Elevemos nuestra vibración y seamos un campo fértil

Esta semana me he topado en consulta, con el tema de las bajas energías, las bajas vibraciones. Y me pareció importante destacar o dar a conocer ideas de cómo subir las vibraciones energéticas del cuerpo, que tanta falta nos hace. Te lo diré en palabras sencillas, precisas y  cercanas.

Pero primero:

¿En qué nos beneficia elevar nuestras vibraciones/ondas?

En que nos  sentimos bien, felices y nos volvemos un campo fértil, en todos los sentidos, más sanas y despiertas. Podemos acceder a niveles de conciencia y consecuencia con el hacer, sentir y vivir. Y en que también atraeremos/sintonizaremos (y proyectaremos) vibraciones elevadas y sanadoras. Porque mi estado interior se refleja en mi exterior.

Las vibraciones/ondas del cuerpo están en resonancia con:

Nuestros anhelos cumplidos, nuestro entorno, nuestra conciencia, nuestra coherencia y nuestros actos en general.

Y en la medida que atiendo estas áreas, puedo acceder a manejar y mantener mi nivel vibracional alto.

Pero ¿cómo lo hago? ¿Cómo elevo mis vibraciones?

Acá quiero decirte que mal se cree que elevamos nuestras vibraciones, solamente meditando y siendo más «espirituales», término bien extraño porque, tal como muy bien dijo la Leti querida y así también lo creo:Todos somos seres espirituales, porque todos tenemos espíritu… 

Pero bueno, para elevar las vibraciones y disfrutar de unas sintonías más felices y plenas, debes:

  1. Ser consecuente con lo que quieres y con lo que haces.
    Yo quería embarazarme, pero odiaba las condiciones de mi trabajo e iba «a la rastra» a la oficina. Como supondrás llegaba destruida y media muerta por dentro, en la noche a mi casa. Y el cuerpo gastaba más energía en repararme de este daño que en dedicarse a cumplir mis deseos.
  2. Hacer algo para alimentar tu alma.
    Lo que sea. Leer, tejer, caminar, plantar, etc., lo que sea necesario para que tu ser interior sienta que estamos haciendo algo por ella/el. Un regaloneo. Una tarea pendiente que por mas pequeña e insignificante que sea, está ahí pendiente a que la cumplas.
  3. Rodearte de todos los que te hacen bien y alejarte de quienes te contaminen con envidia, celos, cahuines, etc.. Presta atención a cómo te sientes cuando están con una u otra persona y elige pasar más tiempo con quien te «haga mejor».
  4. Dejar de una vez, las auto críticas super destructivas que nos lanzamos como dardos cada día. Y llenarnos de halagos. Que si te cuesta creerlos: repítelos y repítelos, hasta que tu mente lo acepte como una realidad.
  5. Cambia de una vez lo que no te hace bien o te molesta. Por ejemplo: si eres rabiosa, decide ver el porqué de tu rabia y elige hasta cuando quieres que se quede contigo y te dañe.
  6. Acá van varias juntas: Comer alimentos vivos, llenos de energía; amar tu cuerpo regalándole movimiento; presenciar y apreciar el día a día con gratitud; abrazar algo/alguien que amas; disfrutar de lo simple… y
  7. Meditar.

Como verás el meditar, para mi, está al final de la lista porque si bien es muy importante y necesario hacerlo para subir nuestras vibraciones, ya viste que hay un montón de cosas que ayudan a lograrlo. Nada especial ni difícil de alcanzar. Lejos de lo «complejo», lejos de pedir que nos transformemos en Yogis o seres más «espirituales».

Podemos ser tal cual somos hoy y ocuparnos de elevar nuestras vibraciones para sintonizar con lo positivo del mundo y para realzar nuestra vida feliz y plena.

Nada difícil de poner en práctica, ¿cierto?.
Do it!

Un abrazo.

 

Energía creadora a nuestro favor.

Te dejo unos tips para que sepas como debemos cuidar nuestro sistema energético para estar en equilibrio, manteniendo en buen estado nuestro potencial de creación/fertilidad.
Cada parte del cuerpo se relaciona y afecta con la proyección de lo que pensamos o sentimos sobre la vida (en general). Lo que hacemos y no hacemos, sentimos y no sentimos, se queda «fijado» en nuestro cuerpo físico, emocional, sistema nervioso y energético. Si entendemos como cuidar nuestra energía podremos nutrirnos de mas energía positiva, sanadora y constructora.

Un río de energía

Empezando por entender que la energía es como un río que corre por nuestro cuerpo y siempre tiene la posibilidad de estancarse y liberarse.

Hoy una paciente me preguntó ¿»Si mi madre y yo estuvimos en las mismas condiciones y «peligros» de contraer ese cáncer, por qué solo le afectó a ella…»?. Y para esta respuesta te puedo decir que hay tantos factores que influyen, pero uno de los importantes es el equilibrio y sano estado natural que tiene cada cuerpo.

La terapeuta vibracional Deena Spear dice: «El cáncer entra y sale del cuerpo a cada momento…pero una vez que te lo diagnostica, echa raices y se establece…» Es decir, el pensamiento crea realidad en nuestro cuerpo.

Perdiendo y recuperando mi energía vital

Lo que muchas veces no nos detenemos a pensar es qué es lo que perturba mi energía y me la drena. Y una cosa muy importante que hacemos todos, y aquí van mis recomendaciones, es:

  1. Pensamientos obsesivos. Rumiantes, preocupantes. sobre todo en conductas (propias o de los otros) que nos perjudican. Cuando estamos «pegadas» en alguna idea x, el cuerpo pierde su energía vital. Y como para pensar se necesita muuuucha energía, empieza a sacarte energía de otras partes de tu cuerpo y eso te desequilibra. Baja la guardia en otros lados e ingresan invasores como enfermedades por ejemplos.Las células cancerosas «roban» energía a los tejidos sanos.
  2. Espiritu lejos. Cuando hacemos algo que nos aleja de nuestros reales deseos, el alma (energía) se va al lugar que nuestro ser quiere realmente estar. Esta separación se lleva consigo muuucha energía y te vacía. Por ejemplo, si odias tu trabajo o te daña y vas obligada cada día, es probable que tu espiritu se quede en tu casa, en tu cama, y vayas a a trabajar solo con la mitad de tu vida interior. Y así con todo. Asi que es importante que si vas a ocupar tu energía en pensamientos o acciones, que sea para sintonizar con lo que realmente quieres y te haga bien. Te de vida.
  3. Cuántas emociones has truncado, de sentir, de reconocer, de dejar fluir. Las emociones también «nadan» por el cuerpo, pero si no le prestamos atención, porque llorar nos hace débiles, la rabia hace mal, la risa es de los tontos, etc… las emociones no fluyen y nos dejan marcas energéticas sin resolver, porque no prestamos atención a esa reacción natural del cuerpo. Así que aprende a sentir lo bueno y lo malo, sin prejuicio.
  4. ¿El pasado pisado?. Las mujeres solemos vivir en el pasado, con emociones «añejas».  Por lo que nos hizo una persona u otra, lo que hice o no hice (tal como dice el punto 1), etc. Pero la gracia está en ocupar la energía de esa emoción. Este punto complementa al anterior, porque primero hay que reconocer la emoción y luego hay que utilizar la energía que ella produce para movernos hacia otra realidad. Por ejemplo: si yo tengo rabia con un tío que siempre menoscabó mis actos, entonces luego de ponerle nombre a esa emoción debo decir la siguiente acción que debe tener la misma fuerza energética que la emoción dañina me causó. Ya no hay que enfocarse en el origen, si no en adonde me llevará.

    Y lo ultimo que te quiero recomendar hoy es:

  5. La alimentación.El cuerpo drena energía extra cuando debe procesar alimentos que están fuera de su origen natural. Como son todos los productos: no vivos, congelados, embutidos, sintéticos/químicos. Por eso hay que preferir alimentos de la estación, ojalá orgánicos y lo más crudos y llenos de vitalidad posible.
    Espero los pongas en practica. Empieza por uno!.

Un abrazo.
*texto inspirado en palabras de la dra. Christian Northrup.

 

Días fértiles. Lo que muestran en mí.

¿Y si yo te dijera que no tengas relaciones sexuales en tus días fértiles?. Te sonaría medio loco ¿no?. Bueno, en medio de la pre y la ocupación por ser madre, dejamos de observar y vivir lo más natural, esencial y sumamente importante: lo que nos muestran estos días.

Quiero invitarte a que dejes de lado el deseo obsesivo (que sé que está latiendo por ahí, como me pasó a mi) de no perder ninguna posibilidad de embarazarte, y que por un mes o dos te observes y veas, lo que realmente te sucede en esos días.

Por ejemplo, yo nunca noté el grado de energía vital que me recorría en mis días fértiles; la cantidad de ideas creativas que afloran de mi; la disposición emocional para relacionarme con otras personas; la paciencia; lo brillante de mi pelo; las miradas de los otros en mi, lo brillante de los colores de mi ropa en mi piel. Parece una locurilla, pero lo cierto es que en los días fértiles cambia hasta nuestra percepción interior y exterior. Y eso, por lo menos yo,  lo descubrí no hace demasiado tiempo.

Te preguntarás ¡¡¡¿de qué me sirve «perder» estos días fértiles preciosos para embarazarme?!!

Según mi punto de vista, de mucho. Primero porque vuelves a conectar con la hembra, reproductora de vida, que generalmente está dormida (y que por cierto puede ser una dificultad para embarazarte). Y esto va a potenciar tu visión y postura para enfrentar la vida en todas sus áreas. Sintiendo la fuerza creadora que está en tu interior.

En realidad la frase: ¿Y si yo te dijera que no tengas relaciones sexuales en tus días fértiles? , no significa que no hagas el amor (porque obviamente la naturaleza es sabia y las ganas son mayores), sino primero de hacerlo contigo. Mirarte amorosamente, descubriendo todo el potencial que tienes. Recuerda que somos fértiles para crear, hacer, pensar, sentir. Fertilidad en todo.

Quizás en este observar-te, descubras lo que te está faltando crear, para la llegada de este bebé.

Hay que observarse siempre, como te he dicho antes, pero estos días de máxima posibilidad de fecundar, son los días más álgidos en nosotras. Donde estamos liberando una de las semillas que tiene el potencial de crear un nuevo ser: físico o energético.

Sobre todo porque sé, que nos volvemos tan obsesivas, que en esos días miramos a la pareja como un gran semental y dejamos de verlo como un gran corazón conectado al nuestro.

Fertilización asistida

No dejar de considerarte a ti, que estás en una estimulación hormonal o preparándote para una FIV. En este caso es costoso dejar pasar los días. Así que recibe este momento como un premio, sin importar cómo haya llegado. Con gratitud por la posibilidad que te está dando. Receptivamente: «Agradezco la semilla de la vida que me nutrirá, hágase su voluntad». No controladoramente: «esta vez si voy a quedar embarazada«. ¿Distinto no?.

Por supuesto, también observa con detención lo que tu cuerpo dice en ese momento de tu ciclo. No tu cabeza, sino tu cuerpo, tus emociones y vibraciones. A veces la gran revelación es «en realidad no es un hijo físico lo que quiero…».

Nos leemos pronto!
Un abrazo fuerte.

Dany.

 

Sexo fértil. Sexo que embaraza.

Sexo fértil?. Hoy paso a dejarte un artículo de unas recomendaciones que entrega Virgina Riúperez sobre Fertilidad. Están relacionadas con el post escrito antes, sobre las claves en el sexo para aumentar la fertilidad.

Espero te gusten y nos leemos pronto 🙂

«El sexo fuerte es el espontáneo y es el que pone en marcha la fertilidad» – V.Riúperez

(Con la dificultad para conseguir el embarazo)… Fundamentalmente se deterioran dos áreas: la comunicación y las relaciones sexuales. Las conversaciones suelen girar en torno a lo mismo. Y las relaciones sexuales en muchas ocasiones se convierten en programadas, cuando saben que la mujer está ovulando, perdiendo la magia. Por eso lo más importante es:

recuperar el placer por el otro, tanto en la conversación del día a día como en los encuentros íntimos.

(Que puedes decir a las parejas que viven este proceso de manera dificultosa)… En mi trabajo con parejas con dificultades en fertilidad veo habitualmente cómo, aunque al comienzo es muy duro, las relaciones de pareja salen fortalecidas de esta experiencia que les ha tocado vivir. Es verdad que otras parejas no logran llegar a un entendimiento y se rompen, pero si se vive esta crisis como una oportunidad de autoconocimiento y superación, es asombroso lo enriquecedor que puede ser.

Hablamos del sexo fértil ¿hasta qué punto influye?

El sexo fértil, es el espontáneo, ya que favorece la descarga hormonal necesaria para poner en marcha la fertilidad, y conviene dejar que pierda relevancia el sexo programado los días de la ovulación, que favorece el estrés y la tensión.

Te voy a dejar el link de donde rescaté esta información. Es una revista española, donde Virgina Riúperez, cuenta sobre su libro y su método de fertilidad natural.


Además mira sus recomendaciones en este extracto de una pagina que me encanta y te super recomiendo: Fertilidadnatural.org. 

¿Cómo el sexo pleno favorece la fertilidad?

Toda nuestra fertilidad, se beneficia del placer del amor y la sexualidad. Ya que nuestra sexualidad, esta bioquímicamente escrita, traducida en hormonas, hormonas de la sexualidad.

Y así, la sexualidad, estimula directamente al hipotálamo, para que segregue las hormonas que inducen a la hipófisis a producir las hormonas sexuales que actuarán sobre el ovario para la ovulación y sobre el testículo para la formación de esperma.

Entonces, el deseo sexual y el orgasmo, claro está, también, se traducen en hormonas, que ponen en marcha toda la biología de la fertilidad. Veamos como funciona:

Si hay deseo, amor y excitación, en las mujeres hay más flujo vaginal que ayuda al esperma a llegar hasta el útero. También el orgasmo hace que haya contracciones uterinas, que hacen que el esperma llegue a la trompa de Falopio donde se ha producido la ovulación, favoreciendo ambas situaciones la concepción. Incluso existe, una relación directa entre las experiencias sexuales intensas, placenteras y la propia ovulación.

De hecho un buen orgasmo en las mujeres puede provocar una ovulación. Son ovulaciones espontáneas, independientemente de cual sea la fase del ciclo en la que estén, y son ovulaciones de gran capacidad de concepción.

Y también en los hombres con una gran excitación, que han disfrutado de juegos sexuales preliminares, como son las caricias, los besos o el sexo oral, antes del coito con penetración y de la eyaculación, en ellos aumenta su recuento espermático y su calidad espermática.


Tal como recomienda Virginia, es muy importante recuperar el amor y el interés al sexo espontáneo. Si bien muchas veces nos volvemos obsesivas y calculadoras con los días fértiles (yo bien lo sé), es necesario dejar de lado el para qué tengo  relaciones sexuales (para embarazarme) y enfocarse en el porqué (porque me gusta, porque lo amo, porque lo disfruto). ¿cambia, cierto?. Cuando el objetivo está en el disfrute, el camino energético está en armonía, puesto que se cumple con lo que nuestro ser en busca de placer y armonía, necesita.

El sexo que nos enlaza y compenetra. Nos vuelve un mismo ser energético y emocional y aunque sea por un momento ayuda a nuestros cuerpos a unir fuerzas para cumplir nuestros propósitos en común.

Shinrin yoku. Su impacto en el cuerpo mejora nuestra armonía.

Hoy quiero regalarte un recordatorio. Un tips que te hará recuperar la armonía contigo por fuera y por dentro. Y encontré los artículos perfecto, que evidencian de lo que te quiero hablar.  En Chile, estamos de vacaciones y la cercanía con la naturaleza es un casi casi un muy poquitito mas común. Nos vamos mas cerquita del mar, de la cordillera, del bosque, de un lago, de un río. Y en realidad eso deberíamos hacerlo obligadamente cada por lo menos 15 días.

 

«Somos los lugares que habitamos. Porque el entorno determina nuestra forma de ser*».

Nos hemos alejado demasiado de lo básico, de lo instintivo y natural que por siglos nos ha acompañado en un proceso evolutivo natural y perfecto. Entre más nos hemos tecnologizado, más nos hemos hipnotizado y adormecido.

Basta con mirarnos. Cuántos «buenos días» a los vecinos se dejaron de decir por ir cabeza gacha o ir «en otra»; cuántos «coqueteos de miradas» se perdieron, (hoy es mas difícil crear vínculos); cuántas sonrisas cómplices; cuántas caricias, besos, intercambio de ideas, etc., etc..

Bueno en fin…

El tips

El tema es que lo super urgente es volver a las raíces (literal!), volver a lo básico y lo sencillo porque en eso está lo perfecto. Urgente practicar Shinrin yoku.

Tal como te dije al comienzo este post, debemos acercarnos a la naturaleza, urgentemente. Se ha comprobado los efectos beneficiosos para la salud que tiene el estar en contacto con árboles, sonido del agua, sonido de las abejas!, etc.

Y si te parece que lo que estoy planteando es una idea sin importancia o muy sencilla, quiero pedirte que te respondas sinceramente:

¿cuánto tiempo me doy para conectarme con mis raíces/la tierra?,  ¿me saco los zapatos cuando voy a un parque? ¿me doy tiempo para sentir el aroma de las flores de mi jardín?, ¿tengo plantas en mi hogar?, ¿alimento a mis plantas con agua como gesto de gratitud y cuidado?, ¿voy a la plaza cerca de mi casa a simplemente contemplar y estar en contacto con ese momento?, ¿percibo el viento en mi cara?, etc. Todas estas preguntas son mi tips para tí 🙂

Shinrin yoku o Baños de Bosque.

Te invito a leer los beneficios de respirar, sentir, tocar, probar. En un super articulo en BBC MUNDO. En el que detallan cómo aporta vivir un día de naturaleza.

«Shinrin yoku o baños de bosque. Se trata de tomarse el tiempo para notar lo que vemos, respirar profundamente, sentir el contacto con el aire, las texturas de las hojas, escuchar el viento entre los árboles, oír los pájaros», explica Amos Clifford, fundador de la Asociación de Terapias de la Naturaleza y el Bosque»

«Nuestras funciones fisiológicas aún están adaptadas a esos entornos y en el día a día podemos alcanzar una sensación de bienestar si sincronizamos nuestros ritmos con los del medio ambiente».

«Según estudios realizados por científicos japoneses, el impacto de los baños forestales en la salud es claro: bajan la presión arterial, fortalecen el sistema inmunológico, reducen las hormonas relacionadas al estrés y la incidencia de infartos».

Lo concreto por hacer

Estamos en tiempos donde las enfermedades y dificultades, como la infertilidad, están en alza porque perdimos el contacto y para ayudar al cuerpo, a veces basta con pequeñas acciones. Entonces para aterrizar esta práctica genial de los japones, mi idea es invitarte a planear un momento de contacto con la naturaleza: una vez a la semana, al día, o al mes, pero hacerlo! urgente! y disfrutarlo y vivirlo conscientemente. El mundo que se percibe y abre a tus ojos y a tu cuerpo es precioso. Pero no basta que te lo diga alguien, hay que probarlo.

ah! por cierto! no importa la magnitud de el lugar (un bosque gigante o una plaza), sino la magnitud de tu consciencia y de estar presente en el lugar. ¿me sigues?.

*artículo en el sitio web de el Diario El País

*imagen de un hermoso lugar en Molina, Chile 🙂

Mi proceso para la llegada de Ray – Mi Dama Roja.

Ayer me estuvo preguntando ¿Por qué es común ver en los adultos mayores la devoción en la religión,en los santos, en virgen, en Dios, en ir a misa, en tener un altar donde orar y pedir con humildad lo que creen les hace falta?. Y me di cuenta que yo, sin querer, también tengo un altar. ¿Es necesario? ¿De que me ha servido?.

No creas que me olvidé de seguir contandote «Mi proceso para la llegada de Ray», es sólo que creo que a mi me faltó algo como lo que te hablo hoy, durante mi proceso de preparación para el embarazo. Quizás te haga sentido y puedas aplicarlo tu.

 

Mi Dama Roja

Desde que nació Raimundo, el rol de madre me ha absorbido, lo reconozco!,  dejando muchas cosas importantes de lado, (mis disculpas de corazón, sobre todo porque abandoné a mi mujer).

Bueno… Y aproximadamente año y medio de haberme he dado por completo a un hijo, mi mujer interna, me reclamó, y fue en ese entonces cuando me permití asistir a un temazcal y empezar a estar más en contacto con mujeres, pertenecientes a otra tribu. Y en este nuevo despertar re-encontré a mi pequeña gran diosa, que quise plasmar en «algo» físico.

Y me llegó el mensaje y la solución a la punta de mis dedos!!!. Con inspiraciones mías y el talento completo de quien fue mi doula maravillosa, y maestra de Yoga prenatal: Paulina Martinez (@paulina_doula ) mi diosa quedó representada en esta preciosa muñeca. #SAGRADA

Mi altar

Y se la pedí no para orarle, ni pedirle deseos o sueños por cumplir, sino para que de una forma evidentemente física y a la mano, me recordara que a quien debo venerar y acudir es al poder tan inmenso que tengo justito dentro de mí. Pues sí, Éste muñeca me representa, soy yo. Y cada vez que la miro recuerdo que soy poderosa y sabia, como cada una de ustedes hermosas mujeres.

La tengo ubicada en mi dormitorio en unas repisas flotantes y cada mañana o cuando dudo de mí,  me hace mirarla y decir acuérdate que aquí estoy aquí, estamos juntas para poder seguir caminando.

Y resultó que sí, ese es mi altar, no un externo, no un santo que cumple rápidito las peticiones, soy yo! porque la divinidad también está en mí. Lo que no significa que no crea en un Dios y en universo maravilloso que nos provee y que tiene un plan, que tiene una guía par mí,  pero este universo siempre actúa en resonancia con lo que mi ser femenino y sabio está buscando. Y eso me recuerda esta pequeña dama roja.

Como siempre he dicho vivimos en un mundo tan rápido y tan efímero (en todo) que por lo menos yo necesito elementos físicos concretos que me hagan traerme a esta realidad de lo que soy internamente.

Mis ancestras

Otra cosa que me inventé fue una pulsera que me recuerda que yo soy + yo mi mamá + mi abuela + mi yo madre, todas en una, trayendo: creencias, costumbres, amores y desamores y esta pulsera que llevo siempre, me dice que no estoy sola, que está todo este linaje detrás mio, toda esta energía del pasado conmigo, alentándome a hacer mejor, a sanar, a amar incondicionalmente, a perdonar y a entender.

No me di cuenta hasta ahora de mi altar y de mi símbolos preciados y que llegaron sin querer y me acompañen siempre.

Quizás tú no necesites de una muñeca, de un santo, de una pulsera, de una piedra, etc. y está super!!!!. Pero yo, estaba viviendo muy fuera de mí, buscando el apoyo en todos, menos dentro mío y esto me regresaba una y otra vez.

En mi búsqueda

Si yo, en la espera de la llegada de mi bebé, me hubiese conocido como lo hago hoy, quizás  me hubiese dado cuenta de que necesitaba «algo» que me diera fuerzas para seguir adelante con ánimo y convicción. «Algo» que mirara y me recordara a cada instante que soy naturaleza divina y perfecta. «Algo» que me dijera «si, si puedo/podemos, todo va bien»,  de seguro me hubiese armado un altar o buscado algún sello personal que me recordara a cada instante mi poder para ha-ser.

Mi proceso para la llegada de Ray

Hola mi querida lectora hoy quiero contarte algo muy concreto que yo viví y que puede servirte para despertar y para que decidas cuál camino tomar. Éste fue mi proceso para conseguir el embarazo.

 

A grandes rasgos. Como te conté en mi biografía, yo tuve ovarios poliquísticos, endometriosis y varias fallas energéticas que fui descubriendo con el tiempo.  Los poli quistes estuvieron desde mis 13 años tratados con homeopatía, puré de espárragos limpiezas con limón, etc. etc. etc., y la endometriosis fue tratada en quirófano (que primero! hubiese intentado sanar con todo lo que sé hoy). Pero bueno… como siempre digo, de todo se aprende y agradezco el paso de eso también.

Mi proceso

Primero comprendí que la tardanza en embarazarme era un mensaje del cuerpo, como muchas veces lo he dicho. Lo que me llevo a una observación de mi estado físico emocional y mental y en realidad tenía muuucho que trabajar.

Empecé por:

  • Proceso de profunda desintoxicación y re educación del cuerpo en la alimentación. Esto significó: tomar batidos específicos que limpiaran mi organismo, hacer ayunos indicados para aprovechar mejor ciertos nutrientes y eliminar toxinas, re educarme con las propiedades nutritivas de cada alimento, volverme consciente de para qué se come, abrir los ojos frente a la naturaleza que ponía en mis manos todo lo necesario  para cuidarme saludablemente y que quiero decir con esto: que cada alimento tiene unas propiedades específicas que benefician puntualmente a una parte de tu cuerpo.  Un ejemplo muy a la rápida ¿las nueces que forma tienen? parecen un cerebro verdad?,  pues si son muy beneficiosas para tu mente y para tu sistema nervioso; ¿la betarraga de qué color es? pues si, es beneficiosa para tu sangre y para tu hígado y así suma y sigue… Y yo nunca me había dado cuenta de eso!!!!. Y como te dije mi desintoxicación también pasó hacer una nueva educación y manera de re-conocer la alimentación en el exterior y el interior de mi cuerpo.

Y seguí con:

  • Desintoxicación emocional lo que significó: reconocimiento de emociones estancadas de mi pasado en relación a sucesos físicos, en relación a dolores y sucesos emocionales, en relación a dolores sexuales.

Esta etapa del proceso fue muy dura y llena de torbellinos. Tienes que volver a reconocer o a revivir alguna emoción no trabajada para poder sacarla y a mí me pasó así, escondí tanto tiempo, tantos dolores sexuales y emocionales que fueron apagando mi llama de la fertilidad y creatividad.  Lloré mucho, trate de dejar la terapia auto boicoteandome y diciendo: naahhhhhh esto no me sirve de nada (pero es miedo a tomar contacto con lo que duele y nos daña) y muchas veces no le encontré sentido a lo que estaba haciendo. Pero aún así algo me tironeaba y yo quería entenderme, reconocerme y sanarme.

Que te sugiero

Yo te sugiero comenzar la desintoxicación alimentaria, primero porque eso ayuda a que tengas una conexión y una consciencia distinta con tu cuerpo y con lo que estás haciendo por ti y para ti. Mi cuerpo estaba lleno de cosas light , preservantes, colorantes, saborizantes, embutidos, frituras pf! mis favoritas y eso no es un medio óptimo para que exista una vida pura,  inmaculada y sagrada y esta vida era primero Mi vida y la de un bebito después.

Y por qué quiero hacer hincapié en esta desintoxicación alimentaria porque muchas veces vamos a terapia, vamos al Psicólogo, tomamos Flores De Bach, vamos a acupuntura, hacemos pilates, hacemos ejercicio, etc., etc., pero a nivel celular, estas pequeñas  partículas que componen y forman nuestro cuerpo, no tienen sus estructuras físicas saludables.

¿Cómo queremos recibir a los invitados? con la casa ordenadita y limpia? o con tanta basura que no hay espacio para sentarse?… es lo mismo. Mi cuerpo, mi casa limpia para la llegada de… ¿me sigues?

Esto no significa ser «fome» como tan «amablemente» (ironía) nos cataloga la sociedad, si no ser responsables conmigo el 80% del tiempo. Yo dejé mi rico tarro de snack de papas pringles de los fines de semana, por un pocillo más pequeño de tikas. Ya no eran 3 copas de pisco sour durante la fiesta, sino 1… Y así… yo elegí!.

Eso es todo amigos!

Podría seguir contándote cuales fueron mis etapas del proceso para la llegada de mi bebé, pero quiero invitarte a que leas de nuevo este post con calma y entiendas realmente (bien bien a consciencia) de lo que estoy hablando. ¿Te parece?

Y yo luego te cuento más de mi.
Un abrazote grande.

Mis óvulos congelados

¡¡¿¿Por qué no se me ocurrió congelar mis óvulos cuando veinteañera?!!. Has pensado eso?, yo lo hice hace unos años atrás.

Presión Social

La libertad que tenemos hoy las mujeres, es gracias a años de lucha, de ganarnos el derecho a decidir (y que aún no para). Y es una bendición que la ciencia nos acompañe en este camino. A pesar que las fertilizaciones asistidas pueden verse como un acto científico «artificial», la vida es vida! ¿no?.

Existe esta opción que de cierta manera por un lado nos permite desenmarcarnos del convencionalismo de ser madre «joven», pero yo diría que de ninguna manera nos da la libertad de desprogramarnos… ya me explayo en esto…

Edad biológica

Sin duda, que es relevante la edad en la cual decidas congelar tus óvulos. Porque como dicen la edad biológica afecta al estado de «perfección» de tus células y cuerpo en general. Pero quiero decirte algo:

si desde pequeñas nos enseñaran a cuidar, nutrir y amar el cuerpo, esta edad biológica reproductiva se extendería muchíiiiiisimos años más.

Porque claro! en la medida que le proporcionamos al cuerpo todo lo que necesita, todo anda tiki taka! (me encanta esa frase retro 😛 ).  Ah! y por supuesto que si también nacimos creyendo en la limitación de ser madre de manera «natural» hasta los 30 – 35 años aprox. construimos esa realidad mental y se materializa en el cuerpo.  Pero alto! el objetivo de este post no es culpar ni llorar por lo que no fue, tranquila con eso eh?.

Enfoque

A mi la vitrificación me parece una hermosa opción de que nazca la vida, sin duda. Pero me parece que el cuidado y foco en el tema de congelar o no (ovocitos), debe ser puesto en: cómo me cuido yo para recibir esos óvulos!, en qué momento?… en el que quieras!. Pero el cómo esté tu cuerpo para esa recepción es tan relevante como preservarlos.

Si programas ser madre con 10 años de diferencia entre tu congelación y tu implantación de ese ovulo , entonces al año nº 5 ó 6 desde la vitrificación, empieza a cuidarte: desintoxicarte, nutrirte, descansar, dormir, ejercitarte, etc. Darle un regalo necesario a tu cuerpo para que estés bien al momento que decidas ser madre. Porque si estas 9 años mal-tratandote con excesos, o sea! que ambiente le espera a esa almita, ¿no?.

Puede ser tu caso

Ahora, puede ser que estés pensando… ¡¿Por qué no habré congelado óvulos antes!, o ¿si hubiese sabido que se extendería la llegada del bebé…? ¿Porqué no junté plata para eso? ¿Por qué no me enteré de esta opción!?, etc, etc. Pero en realidad quiero decirte que esto sirve primero: para identificar la responsabilidad social que tenemos con nuestras mujeres menores, de hablar de nuestra historia, con dolor o sin dolor, pero de hacer saber cual ha sido nuestra experiencia. Yo a los 24 estaba sin preocupaciones de ser madre ni de que me costaría. A esa edad me sentía en la flor de la vida. Pero nadie me dijo… «piensa en esta opción, quizás no te sea fácil tener hijos…» creo que ese el remezón me hubiese hecho pensarlo más.

Y segundo: hoy, yo ya he vivido el «todo pasa para algo» y aunque sea la frase cliché, es así!. Y abrirnos a esa sabiduría universal te muestra más claramente el camino y lo que no queremos ver. Sin rabiar o buscando entender el «por qué a mi». Simplemente aceptando nuestro sentir y trabajando lo que debamos sanar para de a poco, amorosamente, podamos entender .

Un abrazo.