El sexo es lo que diferencia a los amigos de las parejas es lo que nos hace ser cómplices, es el momento perfecto en el que dos almas y cuerpos se juntan y son uno, independiente del propósito que haya de por medio. Pero:

¿Estamos haciendo el amor o estamos haciendo un hijo?

OSHO en El libro de los secretos:

«…En esencia el cuerpo del hombre y el de la mujer son iguales sin embargo difieren entre sí en muchos aspectos y si nos fijamos las diferencias tienen siempre el carácter de complementarias en efecto todo lo que sea positivo en el cuerpo masculino será negativo en el cuerpo femenino y lo contrario … así que cuando ellos se funden en un profundo orgasmo se convierten en un sólo organismo… formando una sola unidad, un sólo circuito de electricidad, de ahí que el sexo atraiga tanto y fascine tanto”.

Somos seres energéticos y cuando nos comunicamos y tocamos, recibimos y proyectamos nuestra propia energía en el otro, por lo tanto, cuando deseamos concebir un hijo debemos estar en sintonía con lo que queremos nosotras y nuestra pareja. Sentir, imaginar, proyectar y finalmente crear este hijo, primero energético, en nuestro cuerpo y mente y luego hacerlo físico. Así pues, concebir un hijo debe ser un acto en plena conciencia y sincronización con la pareja.

Sin embargo, si bien el sexo es el acto por el cual quedas embarazada, quiero recomendarte que no lo veas con ese único propósito y te invito a reconciliarte con el sexo por lo que es, no por lo que resulta de el.

El sexo que no embaraza

Para el Tantra, el sexo representa el equilibrio cósmico de la energía masculina y femenina y del yin y yan, de lo positivo y lo negativo y de lo dinámico y lo receptivo. Referencia Diana Richardson libro Tantra Amor y sexo.

Generalmente cuando buscamos quedar embarazadas, nos rodea la ansiedad, la preocupación, la obsesiva atención a nuestros ciclos y días fértiles y el cuando hacer el amor y cuando no. Entonces después de un tiempo el sexo se vuelve un trámite más que debemos cumplir y no que queremos vivir. Esto a la larga, finalmente desgasta aún más el interés por lograr el embarazo, nos empieza a dividir como pareja, nos hace cuestionar el real interés en ser padres y termina por apagar el deseo de cumplir con nuestro propósito.

Por lo tanto mi recomendación en este caso es cambiar el propósito. Si nos enfocamos en conectarnos y cultivamos nuestro amor y comunicación, conseguir embarazarnos será una tarea más expedita.

¿Hacerme el amor?.

Para fusionar con la energía de tu compañero, deberás primero reconocer la tuya.

embarazo-hacer-el-amor-
Hacerme el amor

Según la creencia del Tantra, primero es sumamente importante la conexión contigo y el autoconocimiento que tengas de tu cuerpo. Eso te dará mayor posibilidad de gozo, de tranquilidad, seguridad y te permitirá estar en paz y comunicación con el otro en tus encuentros sexuales. Donde es importante que logres estar relajada, receptiva a la energía masculina y al esperma. Este estado te ayuda a conectar con tus sensaciones, a percibir tu cuerpo, su temperatura, sus movimientos, tu respiración, tu corazón, te deja vivir el momento presente y prestar atención a lo que estás sintiendo, dónde lo estas sintiendo y qué estás haciendo. Te podrás dar cuenta de la sintonía que tienes con tu cuerpo. Una vez entendido y vivido esto, lograrás sintonizar y fusionar  tu energía con la del compañero con el que estás haciendo el amor.

Por el contrario si en el acto predomina la prisa y tensión, estaremos desconectados, desconcentrados y entorpecidos. Vivimos en una sociedad tan apurada que queremos terminar rapidito todo para pasar a una tarea siguiente y en el sexo este comportamiento nos lleva a poner el enfoque en el punto máximo (y termino) del acto sexual: el orgasmo, pero esto no resulta muy beneficioso pues nos saca del momento presente, de sentir, disfrutar, anula los sentidos y despierta la mente y los pensamientos y nuevamente nos lleva a dejar de vivir el momento, disfrutar y conectarse con el otro.

¿Hacer el amor o sexo apasionado?

Ahora podrás estar pensando que mi opinión es que tener sexo debe ser preparar un lugar romántico, con velas y perfumes o luz tenue, música, todo lento y pausado, etc. De ninguna manera!. No es importante el que sigas patrones de lo que significa hacer el amor, eso lo determinas junto a tu pareja.

De lo que quiero que seas consciente es del cómo estas viviendo tus relaciones sexuales: las estas disfrutando?, lo haces para obtener placer tu? O sólo para darle placer a tu pareja? Has prestado atención a como se mueve tu cuerpo?. Tienes sexo sólo para embarazarte?, te gustaría hacerlo de otra forma?, hablan de sexo con tu pareja?… etc, etc, etc. Reflexiona y empieza a tener sexo consciente.

Recuerda cualquiera sea el propósito que te lleve a tener relaciones sexuales con una persona, el sexo es el momento perfecto para que dos seres se ENTRELACEN Y ENERGÉTICAMENTE se conviertan en uno. Eso es lo poderoso y cuando lo entendemos así, disfrutamos más, sentimos más y pensamos menos, hacemos que fluya la voluntad divina y del universo y si eso debe terminar en un hijo físico, así lo será.

Author

Terapeuta con el corazón puesto en la sanación femenina y en recuperar la fertilidad para conseguir el embarazo deseado.

Write A Comment